Denuncian ante el fiscal el "abandono" de un lienzo de muralla del siglo XI

  • Ecologistas en Acción pide al Ministerio Público que investigue si se trata de un presunto delito contra el Patrimonio Histórico cometido por la Delegación de Cultura y el Ayuntamiento de la capital

Comentarios 4

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Granada dio licencia hace años a la promotora Teconsgra para que llevase a cabo la demolición de un bloque ubicado entre las calles Málaga y Silencio de la capital, en pleno centro, para la construcción de un edificio de apartamentos y locales comerciales. Como es pertinente, la Dirección General de Bienes Culturales autorizó una excavación arqueológica preventiva que terminó el 3 de abril de 2009 que, para sorpresa de los técnicos, sacó a la luz la línea principal de una muralla defensiva "que atraviesa el solara de oeste a norte, la muralla barbacana y una tercera línea defensiva perpendicular a ambos muros de la medina medieval zirí del siglo XI". El informe llevado a cabo recomendaba proteger lo encontrado y conservarlo, ya que los restos estaban "muy afectados por la humedad". A día de hoy, esos restos no está protegidos o lo están deficientemente, por lo que Ecologistas en Acción ha presentado una denuncia ante la Fiscalía por un presunto delito contra el patrimonio histórico del que considera responsables, entre otros, a la Delegación Provincial de Cultura y al Ayuntamiento de Granada.

En concreto, según el texto de la denuncia, el 21 de julio de 2009, la Delegación de Cultura resuelve que se proteja la estructura "hasta que se tomen las medidas de conservación y consolidación, con geotextil y grava en la parte superior de la muralla como en las zonas más degradadas y que la excavación sea techada para impedir que la lluvia pueda afectar los restos arqueológicos". Además, se propone su puesta en valor "dada la importancia que tiene recuperar parte del trazado de la ciudad medieval". De dicha resolución se informó "al jefe de Servicios de Bienes Culturales al promotor de las obras, al arqueólogo director de la excavación, al Ayuntamiento de Granada y a la Dirección General de Bienes Culturales".

Cinco meses después, el colectivo ecologista advierte a Cultura que la excavación no está techada y que las lluvias podrían afectar los restos. La respuesta de la Delegación, ya en febrero de este año, es que se ha determinado que "la cubierta con lona podría ser perjudicial para su secado y decide que quede sin cubierta, aunque protegido con geotextil y un mortero de cal". Además, Cultura apercibió al promotor de la obra para que estableciera las medidas oportunas de protección "de forma urgente".

El 30 de septiembre de este año, Ecologistas en Acción remitió sendos escritos a Cultura y al Ayuntamiento porque "la lona que protege la excavación está hecha jirones y los restos podrían verse afectados de nuevo por la lluvia".

Según la denuncia, se ha incumplido tanto la primera resolución de Cultura como las medidas de urgencia dictadas meses depués. Además, los restos murarios "están expuestos a las lluvias" a pesar de todo y "todo parece indicar que las secuencia de hechos se van a repetir", con precipitaciones cuantiosas como la del pasado domingo. Cabe destacar también que la muralla de la medina está protegida en su totalidad como Bien de Interés Cultural (BIC) y que la Ley de Patrimonio Histórico prevé un perímetro de protección de 50 metros.

Por todo ello, Ecologistas en Acción solicita al fiscal que abra diligencias informativas para que investigue los hechos denunciados y los autores de los mismos. El colectivo pide que, en concreto, se profundice en la actuación del promotor de la obra, el arqueólogo director de la excavación, la Delegación Provincial de Cultura de la Junta de Andalucía, al Ayuntamiento de Granada y la Dirección General de Bienes Culturales, por si lo relatado en la denuncia pudiera considerarse un delito contra el patrimonio histórico español.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios