Desmantelan dos bandas que se dedicaban a robar en viviendas

  • La Guardia Civil ha detenido a 16 personas acusadas de cometer 67 robos en siete provincias, entre ellas Granada

Las Operaciones Lake y Noper de la Guardia Civil han culminado con el desmatelamiento de dos organizaciones criminales que habían efectuado más de 60 robos en viviendas por todo el panorama nacional. Efectivos de la Guardia Civil han detenido a 16 personas, acusadas de haber realizado un total de 67 robos en siete provincias, cinco de ellas andaluzas, como son Málaga, Granada, Córdoba, Jaén y Almería; junto a Murcia y Burgos.

Los agentes, que investigaban a ambos grupos criminales, decidieron coordinar y realizar la fase de explotación de ambas de forma simultánea, con el fin de dar un "duro golpe" a este tipo de organizaciones dedicadas al robo en viviendas.

La operación 'Lake' fue desarrollada por el equipo de Policía Judicial de la localidad malagueña de Vélez-Málaga y por el Grupo de Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Málaga. En ella se ha desarticulado una organización criminal que había cometido robos en las provincias de Málaga, Almería, Granada, Jaén, Murcia y Burgos y que se encontraba asentada en la localidad de Roquetas de Mar (Almería), desde donde se trasladaban a otras provincias para cometer los hechos delictivos. En esta localidad fueron detenidos los dos cabecillas de la organización, ambos de nacionalidad marroquí, actuándose contra siete personas más, de nacionalidades marroquí y española, a los que se les investiga por los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con violencia e intimidación, robo con fuerza, apropiación indebida, daños intencionados mediante incendio, falsedad documental y sustracción de vehículos a motor.

En la operación denominada 'Noper' y llevada a cabo por agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Coín (Málaga), fueron detenidas seis personas de nacionalidad rumana y una de nacionalidad italiana, esclareciéndose 20 delitos de robo en viviendas cometidos en las provincias de Málaga, Granada y Córdoba.

Este grupo criminal actuaba en horario de mañana y principalmente en días laborables para aprovechar la ausencia de los moradores. Una vez que se cercioraban de que la vivienda estaba desocupada, rompían violentamente el bombín de la puerta de acceso sustrayendo el dinero en efectivo y las joyas que ocultaban en pequeños bolsos o bandoleras para no levantar sospechas entre los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios