Después del desacuerdo, el Metro en el Zaidín vuelve al punto de partida

  • El Ayuntamiento ha vuelto a rechazar todas las opciones ofrecidas por la Junta que no sea la de soterrar el Metropolitano · La única opción que quedaría abierta a negociaciones es la de soterrar el tráfico rodado

Las reuniones in extremis se suceden pero todo parece indicar que el recorrido del Metro por el Zaidín va a seguir siendo el mismo que aparece en el proyecto original planteado por la Junta de Andalucía, es decir, que recorra el barrio en superficie.

Al respecto, el Ayuntamiento asegura que no ha dado por perdida la batalla y que seguirá negociando hasta que sea posible para hacer entender a la Junta el colapso importante que se producirá en la zona si finalmente no se soterra el medio de transporte. El concejal de Tráfico, José Manuel García-Nieto, fue contundente: "La Junta tiene la última palabra y, si hace lo que pretende, será la responsable de las consecuencias que los ciudadanos van a sufrir con el caos de tráfico que se generará en Andrés Segovia y Avenida de América". Un caos que, según García-Nieto, afectará también a otros accesos vitales como Camino de Ronda. No sólo por el caos de tráfico que generará en la zona -actualmente tienen cifrado el paso de 15.000 vehículos- sino por otras razones como que la medida implicaría la prohibición a los vehículos privados de girar hacia la izquierda en uno de los cruces de la zona; el consumo de combustible aumentaría un 40%, así como de los tiempos de demora en el paso por la Avenida América en ambos sentidos también en este porcentaje y de la emisión de contaminantes en más del 50%. Por estas razones, consideran que, a unas malas y siempre y cuando la Junta presente un estudio detallado, el Ayuntamiento estaría dispuesto a considerar esta posibilidad.

Por su parte, la Junta no mueve ficha y considera que la posibilidad de las plataformas compartidas para Metro y autobuses es una buena opción para los ciudadanos y para el Ayuntamiento si se tiene en cuenta el tranvía o autobús especial que el Consistorio quiere instalar en la ciudad. Algo, que también ha rechazado el gobierno local puesto que su vehículo no sería compatible con la plataforma del Metro, "ya que será eléctrico, sin catenarias y no tendrá vías", explicó García-Nieto.

El concejal manifestó que el Ayuntamiento se siente marginado en este asunto con respecto a otras ciudades como Sevilla, donde se han hecho actuaciones "magníficas" para mejorar la movilidad y achacó la negativa de la Junta a soterrar el Metro por el Zaidín a los 40 millones de euros que supondrían los trabajos. También criticó que la Junta tenga proyectados aparcamientos disuasorios en pueblos como Albolote para favorecer que los ciudadanos usen el Metro y que esta iniciativa no se vaya a ejecutar en la capital.

Las críticas que llegaron de la Plaza del Carmen fueron aclaradas por el delegado de Obras Públicas, Jorge Rodríguez y el gerente del Metro, Francisco Espinosa. Ambos rechazaron que la Junta se niegue a soterrar el Metro por motivos económicos, ya que el motivo es, principalmente, el tiempo. "El modificado que se plantea requiere un nuevo proyecto que tendría que pasar un largo trámite burocrático al que no podemos enfrentarnos, especialmente cuando las obras están previstas para dentro de dos semanas", comentaron ambos, que recordaron que el Ayuntamiento ha tenido más de 2 años para plantear el tema de manera formal como lo hicieron el pasado verano y, sobre todo, con tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios