Detenido por intentar apuñalar a un guardia civil

  • El agente tuvo que dispararle al hombre en una pierna para evitar la agresión

Un hombre de 38 años de edad ha sido detenido por la Guardia Civil en el municipio de Torvizcón después de que intentara apuñalar a un comandante, que tuvo que dispararle en una pierna para evitar la agresión, según informaron ayer fuentes del instituto armado.

El suceso se produjo en torno a a las 18:00 horas del viernes cuando el agente de la Guardia Civil se dirigió a un bar de copas situado en la citada localidad de Torvizcón donde se había requerido la presencia de la Guardia Civil porque el detenido, M.A.T.C., estaba amenazando con un arma blanca a la gente que estaba en aquel momento en el local.

Tras personarse en el lugar de los hechos, el comandante de la Guardia Civil intentó persuadir al hombre para que entregara el arma, pero en actitud violenta se revolvió contra él e intentó apuñalarle, llegando incluso a causarle tres cortes en el costado de carácter leve.

El guardia civil efectuó entonces un disparo al aire, pero al ver que el hombre no se amedrentaba, tuvo que dispararle a la pierna para poder reducir al supuesto agresor, vecino de la localidad, y que desistiera de su actitud.

Una vez que M. A. T. C. fue arrestado por los agentes de la Guardia Civil fue trasladado hasta el Hospital Comarcal de Motril, donde el hombre permanece ingresado bajo custodia de este cuerpo de seguridad, según añadieron las mismas fuentes del instituto armado, encargados del caso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios