Día de la cruz

De cómo una ciudad pone en orden la fiesta

  • El Ayuntamiento activa un férreo plan de seguridad para controlar la celebración

  • A las 12:00, el pregón

Comentarios 1

El olor de los claveles y los geranios ya inunda las calles de Granada. La capital se ha vestido de colores para celebrar el día de la Cruz, sin duda una de las festividades más queridas por los granadinos, que promete aunar diversión y fiesta en torno a este tradicional evento que inunda de flores, cerámica o vasijas de cobre, las calles de la ciudad para el disfrute de vecinos y visitantes.

En esta ocasión, se podrán visitar un total de 53 cruces repartidas por toda la ciudad. De éstas, tan solo cuatro contarán con barra: se trata de las situadas en la plaza de Alonso Cano; la plaza de la Universidad y la plaza de Carlos Cano. Además, también dispondrá de barra la cruz situada en la plaza Federico Mayo. Aunque, sin duda, la cruz más comentada de este año, aunque no tenga barra, será la del Ayuntamiento que ayer ya abrió un intenso debate en las redes. Hay quien considera que es muy original frente a quienes se han alzado contra una cruz tumbada sobre un escenario en medio de la Plaza del Carmen.

Para que el evento se desarrolle con total seguridad, el Ayuntamiento ha activado un férreo dispositivo de seguridad. Se pretende así evitar que la fiesta pase a desmadre como ya ocurrió años atrás cuando la tradición tornó a macrobotellón. El plan se centrará en los barrios históricos, con especial protagonismo del Albaicín con una vigilancia centrada en el aforo de las plazas para evitar aglomeraciones y botellones.

Según detalló ayer la concejal de Protección Ciudadana, Raquel Ruz, el dispositivo contará con 150 agentes a la vez que recordó que las cruces con barra tendrán un aforo limitado para evitar aglomeraciones, vigilancia privada, vallas delimitadoras del espacio y aseos químicos.

El programa de actividades comenzará a las 12:00 en el patio del Ayuntamiento. Aquí está previsto el pregón a cargo de la bailaora Judea Maya. Después tendrá lugar la entrada de premios del Concurso de ideas para la Construcción de la Cruz Municipal y del Concurso de Cruces Adornadas de 2018. En la tarde de ayer las participantes en el concurso recibieron la visita del jurado. A las 22:00 se conoció el veredicto. En la sección de patios, la asociación cultural Coro Rociero María Auxiliadora de la Alhambra ha ganado el primer premio. Le sigue la Real Archicofradía de Nuestra Señora del Rosario y la Hermandad Sacramental de Paciencia y Penas. También se hizo con una mención especial a la asociación vecinal del Bajo Albaicín, la Asociación Provincial de Mayores Vecinales, el Centro de Participación Activa de Mayores del Zaidín y el Centro de Participación Activa de Mayores Manuel Carrasco. Además, se concedieron dos accésit al Patio de los Perfumes y a la Residencia de Mayores Claret.

En la sección de escaparates , los ganadores son Cerámica Miguel Muñoz, Arquitectura Yedra y la Floristería Nenúfar. Además se hizo una mención especial a la U. D. P. Granada y dos áccesits al Bar Los Arcos y a Atrezzo.

En la modalidad de calles y plazas los premiados son la Asociación Cultural Cruz de Mayo; la AAVV Sacromonte-Valparaiso, la Cofradía Universitaria de los Estudiantes y la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno. También se hizo una mención especial a la AAVV Parque Nueva Granada, la AAVV Albayda-Barrio de la Cruz y a la Asociación Red Mujeres del Zaidín.

Por último, en cuanto a los colegios, el primer premio fue otorgado al Divino Maestro, el segundo al CEIP Gómez Moreno y al AMPA del Colegio Virgen de las Angustias. Además se hicieron menciones especiales al AMPA de La Asunción y a la Hermandad de Jesús del Despojado.

Independientemente de recibir premio o no, los organizadores adornan con esmero y orgullo sus cruces. Así lo cuenta el historiador Venancio Galán que, junto a otro compañero ha montado una hermosa cruz en el patio interior del Monasterio de Madres Carmelitas. Se trata de un auténtico homenaje a la labor de estas religiosas. Para ello, se decidió a colocar un torno bajo la cruz. Pero además, el patio está repleto de macetas de geranios y otras plantas y adornado con bodegones de fruta de temporada. Tampoco faltan los bastidores como guiño a la comunidad religiosa, los lebrillos o las cornucopias. A juicio de Galán las flores son imprescindibles en esta festividad que conmemora el día en que Santa Elena, madre del Emperador Constantino, descubre la Cruz de Cristo y aparecen las reliquias. Aunque, el origen también podría estar relacionado con una fiesta romana que festejaba la fecundidad de los frutos de la tierra y de las mujeres que danzaban alrededor de un árbol repleto de flores. Es, sin duda, la expresión máxima de la primavera.

En otro punto del Realejo, el Patio de las Comendadoras de Santiago se ha convertido en la placeta Caldederos. La Hermandad del Huerto ha decidido recrear la Granada de los años cuarenta mediante imágenes históricas de la ciudad que muestran bellos rincones del Realejo con motivo de la celebración del 75 aniversario de la Cofradía del Huerto. Pero, además de las imágenes, más de 1.000 claveles decoran este bellísimo patio que cuenta con un centenar de macetas y una treintena de mantones. "La recreación de la placeta de Caldederos le da sentido y nombre a la Cruz", explica el hermano mayor de la Cofradía, Mariano Sánchez que echa en falta un mayor apoyo a la celebración por parte del Ayuntamiento de Granada. Con anterioridad la capital otorgaba subvenciones sin embargo éstas han sido eliminadas.

Muy cerca se encuentra la Cruz ubicada en la Corrala de Santiago, una de las galardonadas. Aquí, el patio interior se ha llenado de mantones para adornar una bella Cruz que este año, según explica el hermano mayor de la Hermandad de Gloria, Pablo Cañas, tiene como novedad la instalación de un altar con imágenes de dos dolorosas, una Inmaculada y un niño Jesús. Todo, situado sobre un bonito manto de tallos de claveles, adornado con las piezas de cobre y cerámica.

Los establecimientos de hostelería también se han sumado a la celebración. El restaurante Chikito, por ejemplo, ayer ya tenía instalada una hermosa Cruz que fue visitada por multitud de curiosos que pasaban por la zona. Juani Vargas, natural de Tarragona, se encontraba ayer en este punto junto a su pareja Antonio Gutiérrez. "Lo que más me gusta de esta tradición es ver las cosas antiguas que se muestran", destacó Gutiérrez quien, a pesar de ser granadino, ha pasado media vida trabajando fuera. "El día de la Cruz es una de las mejores tradiciones. Yo sobretodo la he echado de menos cuando he estado fuera".

En las bodegas La Castañeda también se han sumado a la festividad. El establecimiento ha adornado el callejón con macetas y una "cruz aérea" como la llamó ayer el encargado del establecimiento, José Manuel Martos. "Solo nos falta el pero que lo colocaremos esta tarde" reconoció Martos quien también destacó que esta semana ha sido muy buena gracias que Valencia y Madrid tenían puente y ha habido un aluvión de turistas.

Para garantizar la limpieza, el área de Urbanismo ha previsto para el Día de la Cruz un despliegue de 50 operarios de Inagra que este año adelantarán su jornada laboral a las 23:00 horas. No obstante, el plan de limpieza se inició ayer con una veintena de operarios que realizarán un refuerzo en la labores de limpieza viaria y recogida de residuos en horario de tarde y noche.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios