Días navideños para jóvenes con arrugas

  • Alrededor de 1.500 mayores de los centros de día de la provincia se reúnen estos días en una convención navideña

Aunque la media de edad del salón de convenciones del hotel Abades Palace ronda los setenta años, las alrededor de 750 personas que ocupan la sala parecen adolescentes en su primera fiesta de Navidad.

"Estas celebraciones nos viene muy bien a los mayores. Con todos los dolores que tenemos y hoy no nos damos ni cuenta", bromea Aurora Ligero, una de las participantes en la convivencia navideña de centros de día que la Junta tiene en la provincia.

La vitalidad de los ancianos es inagotable: desde las 10.00 horas, los abuelos, con zambombas, panderetas, botellas de anís y algún que otro almirez, cantan villancicos al ritmo marcado por los coros de los centros y a las 14.00 horas hacen un alto en el jolgorio para almorzar, aunque alguno se resiste a dejar de bailar. "Estamos quemando el desayuno y ahora continuaremos en el baile", explica Antonia Fernández.

Después de comer, comienza la danza. "Aquí no se pone nadie malo porque todo el mundo está obligado a bajar la comida al ritmo de la música", comenta la presentadora del acto, Ana Rey.

Éste es el momento más esperado, ya que es donde pueden relacionarse con los miembros de los otros centros de día. "Yo llevo 4 años viniendo a la convivencia y realmente acabas haciendo amigos", afirma Gracia Diego.

No obstante, este año, más de un anciano se quedará sin ver a sus amistades de la anterior edición pues, dado el éxito de la iniciativa, la organización ha decidido dividir los centros en dos jornadas. "Los mayores están volcados y quieren aprovechar cualquier ocasión para divertirse y relacionarse", argumenta el presidente del centro de Guadix, José Antonio Santiago.

De hecho, conocer gente es una de la principal motivación de los asistentes. "No quieren que se organice por zonas, porque lo que les gusta es coincidir con otros centros", añade Gracia. Además, con estas actividades "se potencia el envejecimiento activo", según alegó la delegada de Bienestar Social de Granada, Elvira Ramón, que no quiso perderse la reunión.

Así, por un precio simbólico, los mayores granadinos pueden vivir una experiencia inolvidable y demostrar a los más jóvenes qué es divertirse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios