La Diputación cesa a la directora del Guerrero y deja el centro a la deriva

  • Pérez Cotarelo la suspendió de sus funciones al frente del centro un día antes de lanzar el ultimátum a la familia del pintor · Se le ha adscrito la tarea de "poner en marcha la infraestructura del Palacio de los Condes de Gabia"

Comentarios 5

¿Quién se encuentra ahora mismo al frente del Centro Guerrero? Ésta es la pregunta que queda en el aire al desvelarse que Yolanda Romero, hasta hace poco más de una semana directora de este espacio, ha sido cesada. Unos hablan de "destitución" sin paliativos y otros lo definen como "una nueva adscripción de funciones". El caso es que es una decisión que tomó la propia diputada de Cultura, Asunción Pérez Cotarelo, antes de ofrecer la rueda de prensa en la que dio el ultimátum a la familia del pintor.

El cese de la profesional, que ha estado al frente del Guerrero durante diez años, podría entenderse -en medio de las conversaciones mantenidas durante los últimos días entre la administración provincial y los herederos del artista- como una estrategia para forzar la negociación, lo que finalmente no ha ocurrido. Porque la familia, tras conocer el ultimátum de Pérez Cotarelo, que amenazó con embalar los cuadros dando un plazo de quince días y enviarlos a los herederos -el periodo culminó ayer-, no aceptó el órdago y cerró la negociación.

La destitución, que algunos artistas de la ciudad han considero como "el caballo de batalla" de la negociación entre los herederos y la Diputación, fue confirmada ayer a Granada Hoy por el director del área de Cultura, Jorge López. Sin embargo, la Diputación no habla de "cese", sino de una nueva "adscripción de funciones", lo que no ha debido gustar a la familia, defensora de la valía de Romero.

"Ella es funcionaria de la Diputación, técnica superior en exposiciones de artes plásticas y con unas funciones adscritas en las que ahora figuran reforzar la apertura del Palacio de los Condes de Gabia y culminar el programa del X aniversario de Guerrero, ya no como directora del centro, porque nunca ha existido una plaza de director de ese espacio", señaló López.

Porque el palacio, que anteriormente estuvo ligado al Centro Guerrero, contará tras su reforma con dos salas expositivas, un taller de artes plásticas y un centro de documentación de arte contemporáneo y, para gestionarlo, se ha "reorganizado el equipo". Lo que no tiene claro el responsable es si este espacio seguirá teniendo la misma vinculación con el Guerrero, ya que "este mes es definitorio" y lo que va a ocurrir es "una incógnita".

"La persona más valiosa para la puesta en marcha de toda la infraestructura de Condes de Gabia es Romero y así se le ha encomendado. Como responsable técnico, no quiero que haya una desconexión entre estos dos espacios expositivos, porque son complementarios, pase lo que pase: tanto si se opta por crear la Fundación conjunta como si el legado termina yéndose", señaló. De esta forma, López insistió en que la "reorganización" del equipo se ha llevado a cabo para "garantizar que, en ambos escenarios, pueda haber una buena programación y un arranque de esa sala de primer nivel". De hecho, la primera gran exposición con la que arrancará el palacio a finales de octubre correrá a cargo de 19 artistas jóvenes andaluces, en su mayoría granadinos, y de primer nivel, lo que "tiene una vinculación directa con los intereses del Guerrero".

En cuanto a la reacción de los herederos por el cese de Romero, López aseguró que "ya habíamos acordado dotar la plaza y convocarla en septiembre para la fundación", de modo que "esto no era motivo de litigio". "El equipo de profesionales que tenemos se ha formado muchísimo en estos diez años y lo que queremos es sacarles el máximo partido", afirmó. Así, todo ese equipo, al que se refirió como " uno de los mejores de Andalucía", sería una de las aportaciones que la Diputación haría a la fundación, además del dinero de las actividades y las instalaciones.

Por su parte, Yolanda Romero no quiso pronunciarse sobre si había sido cesada o no, aunque señaló que "en estos momentos cualquier tema resulta insignificante cuando se está hablando de la posible salida del legado de uno de los artistas, sin duda, más importantes de la segunda mitad del siglo en el arte español, y de la pérdida de un centro de arte que ha sido fruto de un trabajo colectivo de artistas, público y administración".

A pesar del desencuentro, no todo está perdido. La Diputación acordó con los abogados de los herederos el pasado lunes en una reunión en Madrid remitirles un escrito aclarando algunas cuestiones que el ente provincial planteaba en las dos últimas ofertas que le hizo a la familia para mantener la obra en Granada. Según explicó el vicepresidente segundo de la Diputación, Julio Bernardo, el escrito fue enviado ayer y los herederos están "receptivos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios