El barrio de los Doctores quiere ser un gran centro comercial abierto

  • El alcalde se ha comprometido con los vecinos a iniciar un proyecto de reestructuración para transformar la zona

El céntrico barrio de los Doctores no atraviesa su mejor momento. Después del cierre definitivo del Hospital Clínico, comerciantes y vecinos denuncian la situación que viven desde hace años sin que se ponga en marcha un proyecto que reactive las principales arterias de la zona.

El alcalde de la ciudad, Paco Cuenca, paseó ayer por el barrio y se reunió con sus vecinos para abordar las soluciones estructurales que el barrio merece. En palabras del alcalde, "las familias de la zona necesitan un impulso que les permita crear puestos de trabajo."

El equipo de gobierno tomó el pulso del barrio siguiendo la estela habitual del partido y apostó por retomar la actividad de los más de 1.200 establecimientos del distrito que quieren crecer . La asociación de comerciantes puso en marcha hace más de 10 años un proyecto para crear un centro comercial abierto que sirviese para dinamizar y concentrar su actividad.

La barriada gestionó entonces un primer acercamiento a un trabajo de remodelación del barrio en el que la asociación vecinal financió 40.000 euros a través de un crédito personal que en un principio iba a suponer mejoras en todo el barrio pero que finalmente acabó por concretarse en la apertura de dos calles peatonales en la zona comercial de la zona y el carpetazo al asunto dado por el antiguo gobierno.

El presidente de la asociación de vecinos, Santos Gómez, ha subrayado la promesa hecha en aquel momento por el Partido Popular para convertir la zona en uno de los mejores barrios no solo de la provincia, sino de toda Andalucía.

Paco Cuenca señaló ayer que el antiguo gobierno "metió en un cajón" la solución a estos vecinos y se comprometió a no escatimar en esfuerzos y trabajar conjuntamente con los propios comerciantes de la zona para que las medidas incluidas en el plan estratégico vean la luz de una vez por todas. Respecto al vacío del Clínico, el alcalde dice ser conocedor de todo lo que está sucediendo y es consciente de que el traslado del centro hospitalario afectará de inmediato a los vecinos. "No vamos a mirar para otro lado", sentenciaba Cuenca para despues anunciar una reunión fechada para la próxima semana con las administraciones encargadas de la gestión del terreno del Clínico, por un lado la Universidad y por el otro la Consejería de Salud de la Junta.

El regidor ha insistido en que esta problemática se conoce desde hace mucho tiempo y asegura haber agilizado el proceso en sus dos meses de mandato, todo lo contrario a la impasividad demostrada en años anteriores por el anterior gobierno.

La asociación, por su parte, amenaza con crear una plataforma de perjudicados ya que su cierre representa "una pérdida sanitaria en el barrio del 40%" y acuerda estar presente en la reunión que se celebrará para decidir el futuro de un barrio que sobrevive ante la urgencia evidente de un futuro mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios