Educación deja casi 200 bajas de docentes sin cubrir en la provincia

  • Unos 5.000 alumnos granadinos de Infantil, Primaria y Secundaria están afectados por los recortes de la Junta que desde principios de año no sustituye a sus docentes

Comentarios 6

"No hay dinero". Esta es la frase que más repiten a los directivos de los centros educativos de la provincia al llamar a la Delegación de Educación para saber cuándo podrán contar con un sustituto del profesor que se dio de baja hace meses. En Granada, al igual que en el resto de la región, la Junta de Andalucía no cubre desde principios de año el 90% de las bajas laborales de sus docentes, lo que ha provocado que casi 5.000 alumnos se encuentren vagando de clase en clase o a merced de las horas sobrantes de los enseñantes de otros grupos.

El sindicato Ustea ha elaborado un estudio regional de la situación y ha estimado en 191 las bajas de profesores de Infantil, Primaria y Secundaria que están actualmente sin cubrir en la provincia de Granada, una cifra que se eleva a 1.650 en toda Andalucía con unos 35.000 alumnos afectados aproximadamente.

En algunos centros, como el colegio Esquí-Escuela de Sierra Nevada, la situación es insostenible, según informa Pilar Sánchez desde el AMPA. "Tras la baja de la profesora de Infantil el pasado 27 de abril, los alumnos de 3, 4 y 5 años se encuentran vagando de clase en clase porque el centro no tiene suficientes docentes para atenderlos".

La dirección del colegio granadino y los padres y madres de estos niños han denunciado varias veces la problemática a la Delegación Provincial de Educación, desde donde le responden que "las bajas del profesorado se cubrirán en 24 horas", pero el AMPA del centro de Sierra Nevada afirma que, a día de hoy, todavía no hay un sustituto para esta docente. "Los niños se pasan las horas viendo películas de vídeo o repartidos en las clases de los mayores, pero éstos también se quejan de que no pueden pasar las horas lectivas con pequeños jugando a su alrededor", denuncia Sánchez.

Ustea criticó ayer en un comunicado las medidas anunciadas en el debate de la nación por el Gobierno de Zapatero en materia de Educación para mejorar la calidad de la enseñanza: "Es una broma de mal gusto que ante la evidente falta de profesorado que padece la enseñanza y la cantidad de profesores en paro que hay, el presidente se dedique a lanzar medidas de claro talante populista (ordenadores portátiles para todo el alumnado)".

El portavoz del sindicato de enseñanza Ustea en Granada, Joaquín Vega, considera que "hay que poner fin al hábito de la Delegación de Educación de no cubrir las bajas del profesorado si éstas son inferiores a 15 días en Primaria y un mes en la enseñanza Secundaria; llegándose al extremo de que los permisos solicitados con suficiente antelación como son los concedidos por boda, o las excedencias (sin sueldo) por un mes tampoco son sustituidos".

"Estamos hartos de ser un centro de educación tercermundista, de que no se cumplan ninguno de los requisitos que se mantienen en los centros de la capital y que no suba ningún inspector para ver cómo estamos", se lamenta Sánchez, del colegio de Sierra Nevada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios