Educación investiga a trece familias de Granada por fraude en la escolarización

  • Unos padres denuncian a los progenitores de ocho alumnos de Infantil del colegio concertado Virgen de Gracia por manipular el padrón y a otros cinco por no decir la verdad en su solicitud de plaza

Comentarios 5

Trece familias de Granada están siendo investigadas desde mayo por la Delegación Provincial de Educación por un presunto fraude en la escolarización de sus hijos en el colegio concertado Virgen de Gracia.

Según informaron a este diario un grupo de padres, encabezados por R. R. R., "ocho de estas familias se han empadronado en casa de un allegado para acreditar su cercanía al colegio Virgen de Gracia y obtener así más puntos en el baremo de escolarización".

Para lograr una de las 50 plazas que ofertaba este centro en el primer curso del segundo ciclo de Infantil, las familias debían acreditar con el certificado de padrón la cercanía de su domicilio o del lugar de trabajo de los progenitores, por el que la Administración concede hasta 10 puntos.

Pero al igual que ocurrió en otros muchos colegios, en el Virgen de Gracia la demanda de alumnos fue mayor que la oferta y se tuvo que dejar al azar los titulares de cinco plazas. Tal y como dicta la LEA, la Comisión de Escolarización correspondiente celebró un sorteo con los nombres de los 30 niños que habían obtenido un empate técnico de diez puntos (o menos), dejando a 25 sin plaza.

"En el sorteo nos encontramos con muchos padres a los que no habíamos visto nunca por el barrio", relata una madre cuya hija se ha quedado en lista de espera. "Así que decidimos investigar si era verdad que vivían por el centro", continúa la afectada. Conscientes de los fraudes que se cometen hoy en día por conseguir una plaza escolar, otras tres familias se unieron en la indagación.

Como unos auténticos detectives, pidieron notas simples sobre el registro de los domicilios, qué dirección figuraban en las tarjetas sanitarias de los niños, etc. Y cuando tuvieron pruebas de que una docena de ellos no vivían en la zona de influencia del colegio Virgen de Gracia, contrataron a una abogada para que iniciara todo el trámite de reclamación.

El 25 de mayo enviaron una denuncia a la Delegación de Educación notificándoles el caso y ésta puso en marcha una investigación propia. Como el padrón es un documento que tramita el Ayuntamiento, Educación le derivó la comprobación de los documentos por una posible "inscripción indebida" de las familias aludidas en .

Sin embargo, en agosto los padres afectados veían que "la pelota se pasaba de una administración a otra sin resolverse" y recurrieron al Defensor del Ciudadano. Allí les dijeron que, dado que sólo se puede investigar un padrón por orden judicial, el Ayuntamiento iba a analizar el caso por la vía administrativa. Para agilizarlo, informaron a la Policía y ésta abrió una pesquisa particular.

R.R.R. asegura que cuatro de las ocho niños no viven donde figura su solicitud de escolarización y que al menos a otro más le han dado una puntuación que no le corresponde. Pero el curso ya ha empezado y sus hijos están desplazados en centros que ni siquiera pidieron cuando los escolarizaron.

En caso de que se acredite que ha habido un fraude en la escolarización, la Delegación de Educación les quitará la plaza y volverá a baremar de nuevo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios