Educación prevé dar prioridad en la escolarización a hijos de maltratadas

  • El proyecto de decreto, además, da a los directores la responsabilidad de adjudicar las plazas

La Consejería de Educación tiene previsto dar prioridad en el proceso de escolarización en centros sostenidos con fondos públicos a los hijos de mujeres maltratadas. Así figura en el borrador del decreto que modifica el procedimiento de admisión de alumnos en colegios e institutos andaluces. La nueva norma afecta a las etapas educativas de segundo ciclo de Infantil, Primaria, Secundaria y Bachillerato.

El documento establece que "tendrán prioridad" en el "ámbito territorial que corresponda al domicilio" o al trabajo de los padres aquellos alumnos "cuya escolarización" venga "motivada" por un "cambio de residencia derivado de actos de violencia de género". El decreto actualmente vigente y que establece el procedimiento de admisión en colegios e institutos ya recogía, en una disposición adicional, la necesidad de "escolarización inmediata" para aquellos alumnos que se vieran afectados por un cambio de centro derivado de actos de "violencia de género o de acoso escolar". El nuevo texto fija, ya como artículo y no como una disposición adicional, que se dará prioridad a la escolarización de los hijos de mujeres maltratadas en el centro que les corresponda tras un cambio de domicilio derivado, precisamente, de esa situación de violencia.

Para acreditar esa modificación en la residencia, la Junta establecerá en el nuevo decreto que es necesario presentar una "copia autenticada de la resolución judicial otorgando la orden de protección a favor de la víctima de violencia de género, de la sentencia condenatoria o de la medida cautelar a favor de la misma". Además, se prevé que quede "en todo momento garantizada la confidencialidad" de la situación del menor.

Asimismo, se dará prioridad a aquellos niños que tengan que cambiar de colegio por la "movilidad forzosa" de sus padres relacionada con el trabajo.

Por otro lado, el borrador de decreto prevé dar prioridad en la escolarización a los alumnos que se encuentren en situación de acogimiento familiar o adopción cuyas familias de acogida ya tengan hijos matriculados en ese centro. Esos menores "tendrán prioridad en el centro donde ya viniesen estando escolarizados los hijos e hijas de las familias acogedoras o de adopción". De este modo, estas familias se equiparan a aquellas que tienen varios hijos en edad escolar, ya que tener un hermano en un centro educativo es uno de los factores que más se valora en el proceso de admisión de nuevo alumnado.

Por otro lado, el documento, que está en fase de borrador, da a los directores la responsabilidad del proceso de adjudicación de plazas. El texto es claro. "La persona que ejerza la dirección del centro docente público decidirá sobre la admisión del alumnado". Hasta ahora esa tarea dependía del Consejo Escolar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios