Educación cambia el trolley escolar por una bolsa para ahorrar 7 millones

  • Los portátiles que regala la Junta este curso a 100.000 alumnos de quinto de Primaria ya no van acompañados de una mochila Port Design, sino de un maletín de tela valorado en menos de un euro

Comentarios 5

En el programa Escuela TIC 2.0 de la Junta de Andalucía ya hay alumnos de primera y alumnos de segunda. Los que tuvieron la suerte de estudiar quinto y sexto de Primaria el pasado curso recibieron junto al ultraportátil que regaló el Gobierno andaluz un trolley escolar valorado en el mercado en casi 70 euros, pero a los que les ha tocado el reparto este curso tendrán que conformarse con una bolsa de tela cuyo coste no llega a un euro.

La razón de este cambio no es otro que ahorrar casi 7 millones de euros, que es lo que habría costado en esta edición financiar 100.000 mochilas, para el alumnado andaluz.

El convenio que firmó la Junta de Andalucía con la empresa Port Designs en enero de 2010, que lo acreditaba como proveedor del soporte de más de 180.000 portátiles, ha quedado atrás. Aunque nada se dijo entonces del coste que iba a suponer para las arcas públicas andaluzas estos trolleys escolares de lujo, porque su financiación (44 millones de euros) se anunció en un mismo paquete donde se incluyó también los ultraportátiles y las pizarras digitales, está claro que el gasto era excesivo para los tiempos que corren.

Las 180.000 mochilas verdes que circulan desde hace casi un año por los colegios públicos de las ocho provincias andaluzas, ahora también por los centros de Secundaria, son una versión personalizada (con el logo de la Junta de Andalucía y del programa Escuela TIC 2.0) del modelo Manhattan Backpack trolley, que fabrica Port Designs por 69,90 euros. Este exclusivo modelo tiene unas prestaciones de lujo: "brazo telescópico, correas para el hombro acolchadas, material antitranspirante en la espalda, compartimento para el portátil reforzado con espuma de alta densidad, espacio para el material escolar dotado con numerosos bolsillos y un departamento extra especialmente diseñado para la botella de agua, fabricado en neopreno, para conservar la temperatura de los líquidos".

Sin comunicado alguno, los 100.000 alumnos andaluces de quinto de Primaria que han recibido este mes los portátiles se han encontrado sin la valiosa mochila, que llevaban esperando desde el inicio de curso. Y en su lugar se les ha entregado el computador en un maletín de tela. Ni material antitranspirante ni espuma de alta densidad ni nada, una bolsa de bajo coste. Eso sí, de color verde y con el logo de la Junta.

El gasto estimado en cada alumno rondaba los 700 euros, según informó Educación hace un año, un montante que se ha abaratado con el reajuste.

Ahora los ultraportátiles no viajarán de la escuela a casa, y viceversa, tan protegidos como antes. Se desplazan en las manos de los escolares y separados de las mochilas que tendrán que seguir costeando las familias para llevar el material escolar. Para aliviar la carga que soporta diariamente el alumnado, el profesorado ha solicitado a las editoriales los archivos PDF de los libros de texto y los han introducido en los ordenadores de sus estudiantes. Ahora son los libros los que se quedan en clase y el portátil el que llega a casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios