Emasagra detecta los vertidos al alcantarillado

  • Un nuevo sistema permite a la empresa de aguas localizar contaminaciones ilegales

La empresa municipal de aguas de Granada, Emasagra, ha implantado un novedoso sistema automático que le permite detectar en tiempo real los vertidos de las empresas al alcantarillado de la capital.

Este sistema, que ha supuesto un coste de unos 210.000 euros, está integrado por siete medidores portátiles que se van instalando en sitios estratégicos donde se sospecha se producen vertidos, según explicó ayer el gerente de Emasagra, Antonio Navarro.

Además de esos aparatos, que miden el grado de contaminación de los vertidos en doce colectores, se han instalado cinco estaciones automáticas de control de los vertidos que aportan información en tiempo real a la empresa, que cuando detecta algún problema desplaza a sus equipos para conocer la causa del escape que se ha registrado.

En el último año y medio, Emasagra ha inspeccionado a 12.000 empresas y ha analizado 2.578 vertidos, de los que unos 70 fueron de elevado nivel contaminante, según Navarro.

El gerente de Emasagra mantiene que en los últimos tiempos se está registrando un descenso de los vertidos de las empresas, lo que atribuye a la elevada cuota que tienen que pagar por el agua de alcantarillado cuando protagonizan algún episodio de contaminación.

"La situación se va corrigiendo con el tiempo porque a las empresas no les interesa pagar un recargo", según el gerente de la empresa municipal de aguas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios