Emasagra pide diez años extra para hacer su sede en un solar municipal

  • La 'aportación' del terreno se produjo en 2009 y expiró en 2014

  • La construcción está condicionada a la venta de sus instalaciones actuales ubicadas en el barrio del Realejo

Hace siete años, el ex alcalde de Granada, José Torres Hurtado, y el exconsejero delegado de Emasagra, Sebastián Pérez, visitaron los terrenos del futura sede de Emasagra. Ubicados en la carretera de Jaén frente al Parque de Bomberos Norte, en este espacio estaba y está prevista la construcción de 'Domus Aquae', un edificio diseñado por el arquitecto granadino Gonzalo Arias tras ganar un concurso organizado por la empresa municipal de aguas. El problema es que, a día de hoy, el solar permanece desierto. La construcción de esta edificación de ocho plantas que incorpora jardines y oficinas está condicionada a la venta de la actual sede de Emasagra situada en la calle Molinos en el Realejo. Sin embargo, hasta la fecha no ha ocurrido ni lo uno ni lo otro. Los terrenos continúan vacíos a la espera de que se inicie la operación.

Ante esta situación, el Ayuntamiento tiene previsto aprobar la modificación del acuerdo de "aportación" de derecho de superficie adoptado en el 27 de marzo de 2009 en Carretera de los Rebites, esto es, ampliar el plazo para que Emasagra pueda poner en marcha el proyecto en el solar. Según el expediente, al que ha tenido acceso este periódico, el acuerdo municipal tenía un plazo de vigencia de derecho de superficie que acabó en 2014.

No obstante, Emasagra no se ha puesto en contacto hasta dos años después para solicitar una prórroga. Fue el 3 de febrero de 2016 cuando el director gerente de la empresa de aguas presentó la citada solicitud de dilatamiento "del plazo máximo concedido por el Ayuntamiento para la ejecución de la parcela ante el retraso como consecuencia de la situación económica general. La Comisión de Equipamientos celebrada el 16 de noviembre de 2016 se acordó que fuera el Consejo de Administración de la Empresa quien decidiera el plazo de ampliación.

El 27 de junio de 2017 se le insiste a Emasagra para que el Consejo de Administración decida el plazo que, finalmente fue solicitado el 17 de noviembre de 2017 por el director gerente, Federico Sánchez quien instó a ampliar la "aportación" por un periodo adicional de diez años al inicialmente establecido en el acuerdo de de marzo de 2009. Lo cual da un margen hasta 2024 para hacer realidad este proyecto.

En un principio estaba previsto llevar este punto al Pleno de mañana. Sin embargo, finalmente el equipo de Gobierno lo ha sacado del orden del día a la espera de obtener un último informe de Secretaría que garantice la legalidad ante las dudas de los grupos municipales IU y Vamos Granada. Ambos votaron en contra durante la comisión previa de Urbanismo en la que se debatió el asunto que fue aprobado con los votos favorables de PP, PSOE y la abstención de Cs. El lunes, en la junta de portavoces, de nuevo IU y Vamos Granada mostraron su rechazo al entender que, al haber caducado los plazos, no hay razón para conceder diez años extra y se debería iniciar el expediente desde el principio.

La edificación prevista consta de una torre de ocho plantas con un aljibe. Según publicó este periódico en 2009, se trata de una construcción que nace con la doble intención de convertirse en un referente arquitectónico unido a la necesidad de dar respuesta a la ampliación de las oficinas de Emasagra. Para ello el arquitecto diseñó dos plantas de mayor extensión para la ubicación de las oficinas que continúan con una torre más estrecha de gran altura. La construcción alberga además talleres, aulas y salones de actos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios