Expulsado un ecuatoriano por incumplir una orden de alejamiento

  • El condenado fue sorprendido tirando piedras a la casa de su ex pareja

Un juzgado de Motril ha expulsado del país durante un periodo de diez años a un ecuatoriano por quebrantamiento de condena, al haber sido sorprendido por la Policía Nacional cuando tiraba piedras a la ventana de la casa de su ex mujer, de la que tenía en vigor una orden de alejamiento de ella durante un periodo de dos años.

Este fallo sustituye la pena original de ocho meses de prisión por un delito de quebrantamiento de condena.

La expulsión se produce de conformidad con el artículo 89 del Código Penal, que establece que será sustituida la sentencia por la expulsión del territorio español siempre que aquéllas fueran inferiores a seis años y los acusados no tuvieran residencia legal en España.

Según la sentencia, el acusado sobre las 9.45 horas del pasado 11 de enero se personó en las inmediaciones de la vivienda de su ex compañera sentimental, donde lanzó piedras de forma reiterada a la ventana de la casa, siendo sorprendido por agentes de la Policía Nacional, que había sido avisada por la mujer.

El detenido S.A.R.V., vecino de Motril y de origen ecuatoriano, tenía una orden de alejamiento desde octubre del año pasado impuesta por el Juzgado de Instrucción número 5 de Motril, en la que se le prohibía acercarse a menos de 300 metros de ella o de su domicilio por un periodo de dos años.

Esta resolución fue notificada al acusado y se le hizo saber las posibles consecuencias que podría tener.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios