FCC se compromete con Diputación a reunirse con los trabajadores

  • El grupo del PP en la institución provincial acusó ayer al PSOE de "vetar" a sus representantes al negarse a participar en una mesa de negociación con ellos

Ante la lluvia de críticas que el PP lanzó ayer contra la Diputación Provincial por su "desidia y pasividad" ante el conflicto que afecta a más de 150 trabajadores de los vertederos de Granada, el organismo provincial respondió con una contundente iniciativa hecha pública a última hora de la tarde.

La empresa concesionaria de la gestión de los vertederos, Fomento de Construcciones y Contratas, se comprometió ayer con la Diputación a reunirse de nuevo con los trabajadores. El responsable de Producción de FCC, Javier Irigoyen, anunció que la cita, que tendrá lugar entre hoy y mañana, será convocada para lograr alcanzar "un punto de encuentro definitivo" entre las dos partes en el conflicto de los vertederos.

El anuncio de FCC -que rompe el bloqueo de las negociaciones que comenzó cuando el pasado 5 de marzo la empresa supeditó la firma de un acuerdo a que el Consorcio de Residuos Sólidos (Resur) garantice el respaldo de la subida salarial- se produjo horas después de que el diputado popular Francisco Tarifa criticase la actitud insensible de la Diputación.

Las manifestaciones del grupo PP de la Diputación se produjeron a raíz de que Tarifa denunciara al grupo socialista por "vetar" a los representantes populares en la resolución de la huelga de los vertederos. El diputado popular aseguró que el portavoz del grupo socialista en la Diputación, José María Aponte, se negó ayer a formar parte de una mesa de negociación que el comité de empresa de FCC tenía previsto convocar con los representantes de los tres partidos políticos de la Diputación.

"Tras la negativa del portavoz socialista, dicha convocatoria está a la espera de que el PSOE se digne a mediar en el conflicto", indicó Tarifa, que llegó a tachar la actitud de Aponte "de antidemocrática y más propia de tiempos pasados". Las críticas del diputado popular también se dirigieron contra el presidente de la Diputación, Antonio Martínez Caler, al que acusó de no "mostrar su sensibilidad política y personal con estos trabajadores y sus familias".

El portavoz del grupo socialista en la institución provincial contestó a las duras declaraciones de Tarifa acusando al PP de "aprovecharse de la situación" por la que pasan los trabajadores. Por ello, José María Aponte instó a los populares a que sean "responsables" y no intenten "sacar ventaja partidista y jugar con la esperanza de los trabajadores".

El anuncio de FCC, con todo, no logró impedir que los representantes de los trabajadores siguieran adelante con su decisión de abandonar momentáneamente el encierro en la sede de la Diputación Provincial de Granada -que comenzó el pasado 28 de febrero- para concentrarse a la entrada de la planta de residuos de Alhendín.

El presidente del comité de empresa de FCC, Antonio Jesús Jaime, explicó que además de solicitar la intervención del defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, el secretario provincial de Actividades Diversas de CCOO ha iniciado las gestiones para convocar una reunión con el responsable de la Dirección General de Trabajo de la Junta de Andalucía, Javier Guerrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios