FCC supedita el acuerdo a que el consorcio asuma la subida salarial

  • La renuncia de los trabajadores al plus de transporte no es suficiente para firmar el acuerdo

Tras alrededor de cinco horas de conversaciones, los representantes de Fomento de Construcciones y Contratas -empresa concesionaria del servicio de vertederos de la provincia- y el comité de empresa alcanzaron un entendimiento en cuanto a las mejoras de las condiciones laborales, en la cuarta semana de huelga.

Sin embargo, no se cerró la firma del acuerdo, pese a que los huelguistas renunciaron a varios beneficios laborales. Según el responsable de Actividades Diversas de CCOO, Rafael Hueso, la empresa no quiso formalizar lo acordado hasta que el Consorcio Provincial de Residuos Sólidos Urbanos (Resur), dependiente de la Diputación de Granada, no asuma el incremento económico que conllevaría el pacto.

"No sabemos qué hacemos aquí porque aunque la empresa acepte las condiciones todo depende de que Resur quiera asumir los nuevos cánones", lamentó Hueso.

De hecho, los trabajadores han aceptado que el acuerdo no contemple el plus por transporte que solicitaban inicialmente. Asimismo, también renuncian a que se les mantenga a los trabajadores de los vertederos el 30 por ciento por toxicidad que cobraban, que bajará al 20 por ciento que recoge el convenio provincial. Lo que sí han conseguido es la aplicación de la tabla salarial, a la que se sumaría la subida del IPC desde 2004 (que supondría un aumento salarial de un 0,9 por ciento).

Dado que sigue sin existir acuerdo explícito, la huelga de los vertederos continúa y los trabajadores anuncian movilizaciones porque, según aseguró Hueso, pueden pasar meses hasta que conteste Resur, eso si se somete a las condiciones de FCC.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios