Facultativos que se sienten olvidados a la espera de un gran cambio

Daniel Castilla es el médico del consultorio de Orce, dependiente de la Zona Básica de Huéscar. Y sólo tiene un compañero, un enfermero. Los dos tienen que encargarse de todo, desde atender a los pacientes hasta llevar el papeleo del centro.

Como médico rural, lleva un consultorio aislado, de una localidad que suma población por temporadas. Tiene que atender a más de 1.800 pacientes. Y hay ocasiones que tiene que desplazarse hasta 10 o 12 kilómetros para prestar un servicio.

Además de la diferencia salarial, Castilla reclama mejoras laborales para un colectivo olvidado. "Los médicos de Primaria, en general, somos los grandes olvidados de la Administración", comenta.

Para poder realizar su trabajo en mejores condiciones necesitaría "menos burocracia, más tiempos para atender a los pacientes, más formación y menor ansiedad por parte de los directivos para conseguir unos objetivos utópicos".

Además, ahora a él y a su compañero se le ha triplicado el trabajo con la Ley de Dependencia.

Lo del sueldo le importa pero no es tampoco lo que más le preocupa. "Las diferencias salariales son grandísimas, pero me preocupa más la falta de reconocimiento absoluto que tenemos por parte de los usuarios, la Administración y los directivos", asegura. Ahora, acaba de pedir las vacaciones "pero nos las dan cuando ellos quieren y por el tiempo que quieren", dijo desde el consultorio de Orce, donde ayer estaba de guardia.

Además, dice que sería necesario concienciar a la población sobre un uso responsable de los servicios médicos. "Es un bien escaso y hay que utilizarlo con sentido común", sentencia.

Castilla es partidario de una homologación de sueldos "porque estamos a la cola de España y de Europa". Para eso, tendrían que cambiar muchos aspectos.

El importe de la hora de guardia se debería aproximar a lo que se cobra por la hora ordinaria (primando los sábados, domingos y festivos) y también homologarlo con lo que reciben en atención hospitalaria.

El plus por exclusividad (complemento específico) tiende a desaparecer ya que se considera "un agravio comparativo entre médicos que ejercen las mismas funciones".

También se solicita un complemento en el caso de que un facultativo tenga que asumir el cupo de otro profesional por sus vacaciones. "Ahora mismo el tratamiento es muy variable", confirmó Matas.

Otro punto que tendrán que adaptar en la homologación de salarios será el de la carrera profesional, que también contempla importes distintos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios