"Falta sintonía entre quienes diseñan los planes educativos y quienes lo ejecutan"

  • La Central Sindical de Funcionarios Independientes, que ha duplicado en todas las provincias andaluzas el número de delegados, reclama a la Consejería de Educación más inversión y apoyo al profesorado

CSI.F ha arrasado en las últimas elecciones sindicales celebradas en Andalucía. Además de en Granada, donde la Central Sindical Independiente de Funcionarios ha conseguido 15 de los 43 delegados en liza, ha ganado también en otras cuatro provincias (Sevilla, Jaén, Córdoba y Huelva) y ha quedado segunda en las otras tres. El portavoz de Enseñanza del CSI.F en Granada, Germán Girela, recibe con alegría estos resultados, pero también con cautela por la responsabilidad que recae sobre ellos tras la abrumadora confianza del sector docente.

-¿Cuál es el mensaje que ha enviado el profesorado en estas elecciones?

-El electorado ha visto claramente que la Consejería de Educación, y los sindicatos que la han apoyado, va por un camino equivocado; y nos han dado el respaldo para ver si cambian las cosas.

-CSI.F suma 8 delegados más que en 2006, así como Ustea dos (tiene 4 en total) y uno CGT (ahora con 3); en cambio UGT, ANPE y APIA han perdido uno cada uno; sólo CCOO se queda igual, con 9 delegados...

-Sí, pero este año había censados 6.417 profesores para votar, dos mil más que hace cuatro años, lo que suponían cuatro delegados más para elegir, y CSI.F ha conseguido un total de 2.103 votos, el doble que en los anteriores comicios. Hay sindicatos que se han quedado con el mismo número de delegados, pero han registrado 400 votos menos.

-O sea, que han conseguido movilizar a todos sus militantes, que son unos dos mil en Granada, ¿no?

-No, es mejor aún, porque la mitad de nuestros votantes no están afiliados. Hemos ganado en 55 de las 59 mesas electorales, así que se puede decir que han conectado con nuestra negativa a los proyectos estrella de la Junta, que son un absoluto fracaso. Hay que cambiar muchas cosas y vamos a intentar que se nos oiga en la mesa sectorial.

-La campaña 'Orgulloso de ser docente' ha sido un éxito, ¿no?

-Sí, totalmente. La gente ha sintonizado con nuestro eslogan, que dignifica el trabajo que hacemos, y los docentes nos han felicitado por verse en las calles y en los autobuses. El profesorado ha visto que la Administración, y parte de la sociedad, le está dando mucha caña a pesar de la campaña que ha emprendido para apoyarlo y predica una cosa distinta de la que luego hace.

-¿Qué frentes tienen abiertos ahora mismo?

-El trabajo que vamos a hacer a nivel nacional, regional y granadino es defender con uñas y dientes la función y la escuela pública.

-Pero, ¿en qué se van a volcar de manera inmediata?

-En el mantenimiento de Muface. Los docentes nos han pedido en los centros que luchemos por su continuidad. Hay una propuesta del Gobierno para los nuevos funcionarios, pero creemos que debe tener una fuerte contestación pública para que rectifique. Todos los enseñantes funcionarios pertenecen a esta mutualidad, sólo que el 85% lo tiene concertado junto a la Seguridad Social y un 15% se decanta sólo por ésta última. Pero es que Muface no es sólo la asistencia sanitaria, su mantenimiento afecta a otras muchas cosas, como por ejemplo las pensiones.

-¿Y la protección del profesorado por la violencia en las aulas?

-En Andalucía estamos volcados para que el docente sea reconocido como autoridad pública. Madrid lo ha hecho y Valencia y La Rioja lo tienen casi ultimado. CSI.F, estando ahora más legitimado, es una de las cuestiones que vamos a acometer en breve.

-Y el decreto que promueve la Junta para regular los futuros funcionarios...

- Nos oponemos totalmente a dar cabida a todos aquellos que no han entrado en la Administración pública por los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad, tal y como promulga nuestra Constitución. La enseñanza no es de los sectores que más empresas públicas tiene, pero en un futuro habrá más y nos afectará igualmente.

-¿Y el ROC, una de las banderas enarboladas por CSI.F?

-Nos sigue pareciendo un atropello. Y eso que este año no ha sido muy complicado porque no ha dado tiempo a ponerlo en marcha de forma íntegra.

-¿Qué queda por aplicar?

-La reforma departamental. Las órdenes de desarrollo del ROC llegaron a los centros a principios de curso, así que no ha habido tiempo para aplicarlas. Educación ha dado una moratoria de un año para seguir funcionando con los reglamentos anteriores, que es lo que ha hecho la mayoría de centros. La puesta en práctica de los nuevos ROC se verá el curso que viene.

-¿Qué opina de los resultados obtenidos por nuestros alumnos en el informe PISA de 2009?

-Debe hacernos reflexionar a todos, pero sobre todo a la Consejería de Educación. Andalucía sigue a la cola en las tres disciplinas y arroja un suspenso a la gestión de la Junta. Los ejes fundamentales de trabajo tienen que ir por la inversión y por el apoyo al profesorado. Esta Consejería es pionera en planes y programas, pero luego no tienen sintonía entre quienes lo diseñan y quienes lo ejecutan, que somos los docentes y a los que nunca se nos consulta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios