Granada

Familiares y pacientes se unen para denunciar el 'calvario' de un enfermo grave de cáncer

  • Su mujer denunciará al Hospital Virgen de las Nieves por los retrasos y el trato "injusto, denigrante y vejatorio" a su marido

La concentración tuvo lugar ayer frente al hospital Ruiz de Alda, en La Caleta. La concentración tuvo lugar ayer frente al hospital Ruiz de Alda, en La Caleta.

La concentración tuvo lugar ayer frente al hospital Ruiz de Alda, en La Caleta. / carlos gil

El hospital Virgen de las Nieves fue testigo ayer de una nueva concentración frente a sus puertas. Se sumaba otra voz contra el sistema sanitario en Granada y de nuevo aparecía el fantasma de las listas de espera. A las 12 del mediodía, María Gracia Romero acudía a las puestas del hospital acompañada por sus familiares y otros pacientes del centro para exigir a la Junta celeridad en el funcionamiento sanitario. Además adelantaba que formalizará una denuncia judicial contra el hospital Virgen de las Nieves por aplazar las pruebas y la operación programada a su marido, enfermo de un cáncer de vesícula "muy agresivo", y que será intervenido el próximo lunes.

La mujer quería denunciar lo que considera un trato injusto, denigrante y vejatorio a su marido, Bernardo. Adelantó también que formalizará su denuncia en sede judicial en cuanto encuentre un perito forense que firme el informe médico necesario. La granadino detalló que su marido sufre un cáncer de vesícula "muy agresivo" y en estadío 2, diagnosticado este mismo año y que no presenta metástasis.

Al dolor que según su descripción sufre su marido se han sumado una serie de retrasos en la gestión de las pruebas y de la intervención, aplazamientos con los que ha argumentado que existe un "mal trato" sanitario.

Su calvario empezó el pasado 19 de marzo cuando Bernardo debió entrar a quirófano para una prueba, cita que se pospone hasta que días después lo operan introduciendo una cámara por la uretra para diagnosticar que tiene un cáncer de un gran tamaño, al que le consiguen quitar un pedazo.

Lo citan después para el 6 de abril, aunque lo anulan y posponen para día 13 del mes pasado, momento en el que le dicen que el tumor es "muy profundo, con grandes raíces" y con afección de riñón y vejiga que hacen urgente la intervención.

"Y descubrimos que no han transferido la continuidad de la operación al centro hospitalario", apuntaba Romero, que puso una reclamación y fue citada para la operación del marido, prevista para el pasado jueves, hace dos días. El enfermo ingresó, fue preparado y rasurado y recogido para su traslado al quirófano, del que volvió cinco minutos después porque una operación de trasplante renal en asistolia forzó una nueva suspensión. Esta pareja recalca que "el tiempo juega en nuestra contra" y ha recriminado las suspensiones de citas y operaciones y un trato vejatorio, por el que ha anunciado la denuncia judicial.

Fuentes del hospital explican que el paciente tiene programada su intervención para el próximo lunes, 14 de mayo, y que solo ha sufrido una cancelación de intervención quirúrgica, motivada por un trasplante renal en asistolia que no es diferible y que es "vital, salvó una vida".

Por su parte, el centro pide disculpas por las molestias e incertidumbre ocasionadas a la familia y ha recordado que el enfermo está en decreto de garantía al no haber transcurrido un mes desde su inclusión en la lista para la operación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios