"Fermasa no se cierra ni se vende"

  • Antonio Ayllón culpa a la "gestión discutible" del PSOE tanto de la situación financiera de la feria de muestras, que acumula años de pérdidas, como de la venta de terrenos de Santa Juliana

Comentarios 2

"Hemos estado un año callados, pero ya ha llegado el momento". Este fue el arranque de la comparecencia ayer ante los medios de Antonio Ayllón, alcalde de Armilla y presidente de Fermasa, en la que pretendía alejar los fantasmas que se han ceñido sobre Santa Juliana desde que el Consistorio anunciara un ERTE para los 27 trabajadores y después de que el PSOE alertase de que el intento de "acercar" la feria al PTS escondiera un "pelotazo urbanístico". Ayllón contrarrestó estas afirmaciones ayer tachando al portavoz del PSOE en Armilla, Gerardo Sánchez, como el "pinocho de la política granadina".

Ayllón aseguró que "ni aunque hubiéramos querido" habría podido dejar una Fermasa más arruinada que la que se encontraron. Así, esgrimiendo varias auditorías solicitadas por los anteriores gobiernos socialistas, aseguró que "la feria ha ido perdiendo dinero todos los años". De hecho, en una de esas auditorías se afirma que existe "una incertidumbre significativa sobre la capacidad de la sociedad para continuar con sus operaciones".

Como resumen de la situación económica de la feria, el alcalde aseguró que durante el periodo 2008 a 2011, los ingresos por actividades ordinarias cayeron un 37%; por las extraordinarias lo hicieron un 57%; los patrocinios y subvenciones bajaron un 19 y un 17%, respectivamente, mientras que el único concepto que subió en esos cuatro años fue las aportaciones realizadas por el propio Ayuntamiento de Armilla, con un aumento del 61%.

Además, Ayllón quiso hacer especial hincapié en que la llegada del PP al Ayuntamiento ha logrado una disminución de las retribuciones de los cargos directivos, en contra de lo que pregonan los socialistas. Así, el alcalde armillero aseguró que en el último año, el sueldo del director general ha bajado un 21% y el del consejero delegado un 26%. El coste total de los encargados, por poner otro ejemplo, bajó casi a la mitad. Según los cálculos municipales, en total se ha logrado disminuir los gastos del equipo directivo un 23% desde 2011 a 2012. En este momento, Ayllón aprovechó para recordar la contratación, allá por 2008, de José Antonio Morales Cara, que posteriormente fue condenado por el caso Nevada, y para sacar a pasear, de nuevo, aquella nomenclatura del Clan de Armilla para designar al que fuera el ex alcalde, al anterior edil de Urbanismo -Gabriel Cañavate, también condenado- y al actual portavoz del PSOE en el municipio, Gerardo Sánchez.

En cuanto a las supuestas intenciones de dar un "pelotazo urbanístico" vendiendo las parcelas de Santa Juliana, Ayllón aseguró que el Consistorio no tiene la intención de vender Fermasa y que fueron los sucesivos gobiernos del PSOE los que "han troceado" la feria de muestras. Así, en 2001 se vendió una parcela de 3.661 metros cuadrados, venta por la que el Ayuntamiento fue sancionado por Hacienda. En 2008 volvió a venderse una parcela de 1.600 metros de los que todavía faltan por abonar por parte de las constructora 300.000 euros de su importe final. Estas dos ventas, aseguró ayer el Consistorio, estrangularon y aislaron Fermasa de su entorno. Y en este punto, Ayllón recordó también los "gigantescos proyectos de ampliación de la feria que atentaban contra el POTAUG y la Vega", como el denominado Área Granada, "que sí pretendía una especulación urbanística".

Para terminar su andanada, Ayllón aseguró que todos estos datos manifiestan la "gestión discutible" que los equipos de gobierno socialista llevaron a cabo en la feria y corroboraban la idea de que al PSOE "no le gusta Armilla, no quiere a Fermasa" y que las declaraciones de Sánchez de los últimos días "tienen en vilo a los trabajadores" de la empresa, aquellos que se enfrentan a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios