Otra Fiesta de la Primavera fallida

  • La falta de licencia desactiva el evento en un espacio donde está previsto ofertar ocio y espectáculos

Las instalaciones están en el corazón de la Vega. Las instalaciones están en el corazón de la Vega.

Las instalaciones están en el corazón de la Vega. / álex cámara

Cada año por estas fechas se repite la misma historia. La sombra de la Fiesta de la Primavera y su garrafas de ron mezcladas con refresco de naranja reaparecen en el mes de marzo. En otras ocasiones han sido los jóvenes los que han intentado recuperar esta polémica fiesta que no se celebra desde que Cs firmó un acuerdo de gobernabilidad con el PP para hacer alcalde a Torres Hurtado en 2015. Éste incluía acabar con este auténtico macrobotellón que por primera vez no se llevó a cabo en 2016. Desde ese momento los jóvenes han intentado en varias ocasiones organizarse por las redes para plantarle cara a la prohibición. A esto le sucedió el cierre del botellódromo ya a manos del PSOE. Todos los conatos han sido desactivados.

En 2018 la historia ha dado un giro. Los jóvenes parecían haber olvidado la polémica fiesta. Sin embargo, ha sido un grupo de empresarios quienes, tirando de nostalgia, decidieron retomar la propuesta esta vez en el Cortijo El Canijo, un espacio que ya se ofreció en 2015 para acoger el evento. El grupo de empresarios formado por Granada Arena, Neptuno Show y Hermanos Toro comunicó a través de una nota de prensa su intención de retomar la macrofiesta en sus instalaciones situadas junto a Puleva. De nuevo el Ayuntamiento ha desactivado el evento al carecer de licencia.

Según fuentes del Ayuntamiento, los terrenos no tienen, por el momento, permiso para desarrollar ninguna actividad. Y no sólo eso. Los promotores habrían anunciado su intención de celebrar la primavera con djs antes, incluso, de haber solicitado la licencia de actividad. Para poder celebrar algún tipo de evento las instalaciones, que están ubicadas en suelo no urbanizable de especial protección agrícola, tendrán que lograr una autorización para ofertar actividades de "uso y recreo". Todo bajo el amparo de una declaración que garantice que el espacio es de interés público. Además, al estar situado junto al río Beiro también tendrá que lograr el visto bueno de la Confederación Hidrográfica (CHG). No es la primera vez que el Cortijo El Canijo recibe un "no". En 2012 la junta de gobierno local informó sobre la inadmisión a trámite del proyecto de actuación para cambio de uso.

Según ha podido saber este periódico, estas instalaciones tienen detrás a un grupo de empresarios entre los que se encuentra Mariquilla, el concejal Juan García Montero o el propietario de los clubs Don Pepe y Don José. Con el nombre Granada Arena-Espacio Cultural, lo que se pretende es ofrecer unas nuevas instalaciones para la capital donde celebrar todo tipo de actividades. Aunque, en su interior también estaría previsto abrir un tablao flamenco para atraer a grandes artistas.

Según explicó Mariquilla este año en Fitur, el proyecto tiene como objetivo traer a los artistas más prestigiosos del flamenco para el disfrute de granadinos y turistas. en unas instalaciones de 800 metros cuadrados. En el vídeo de presentación, subido a Youtube, Mariquilla relata que se trata del cuarto proyecto que lidera después de El Jaleo (Torremolinos) hace treinta años, los Jardines Neptuno y el espacio Alhambra. La bailaora reconoció que por sus tablaos han pasado grandiosos talentos como Camarón, Enrique Morente, el Fosforito o el Lebrijano. La idea es recuperar en el interior de Granada Arena este arte para la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios