Fomento reabre el segundo carril de la A-44 para evitar atascos

  • Los trabajos de reparación de la infraestructura continuarán, pero se pretende evitar retenciones durante los fines de semana, cuando hay más tráfico

A escasos días de comenzar la temporada de baño, los granadinos y turistas que bajan habitualmente a disfrutar de su tiempo de vacaciones y ocio a las playas de la Costa Tropical no sufrirán las incidencias de tráfico que ya se han registrado durante algunos fines de semana, especialmente en los puntos kilométricos 181 y 179, en el término municipal de Vélez de Benaudalla.

Según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno a Granada Hoy, el Ministerio de Fomento ha tomado la decisión de abrir el segundo carril durante los fines de semana, mientras que los días laborables -cuando hay menos tráfico rodado en dirección a la Costa- los operarios continuarán con los trabajos en aquellos puntos que presentan problemas.

Esta misma semana Fomento ha habilitado ya el segundo carril en dirección a Granada, a la altura del kilómetro 179 de la autovía que une la Costa Tropical con la capital, con lo que pese a que no han desaparecido las señales verticales que alertan a los conductores metros antes de la deformación de la calzada del peligro indefinido en la vía y del estrechamiento del carril, los conos han desaparecido de la calzada, y se sitúan ya sólo en el arcén de la carretera. Así pues, queda reestablecido al tráfico en los dos carriles.

Por otro lado, en el kilómetro 181 de esta misma autovía pero en dirección a Motril, los camiones y las excavadoras siguen trabajando a su ritmo habitual en la construcción de los muros de contención que evitarán que se repitan los desprendimientos ocasionados por las intensas lluvias durante el invierno del 2010, pero ello no afecta para nada a la circulación del tráfico de vehículos en este punto, ya que la calzada ha sido reparada y los automóviles que por ella circulan no tienen por qué aminorar la velocidad en este lugar, como sucedía anteriormente.

Los sufridos conductores pueden respirar algo más aliviados, ya que al menos se encontrarán con los dos carriles de la circulación habilitados. Sin embargo, no es recomendable bajar la guardia, pues mientras no se finalice la construcción de la Autovía del Mediterráneo los conos seguirán presentes a lo largo del próximo verano en la N-340 en el enlace con la N-323, hasta llegar a la entrada del municipio de Salobreña y casi seguro que se volverán a reeditar los capítulos de atascos kilométricos en la travesía de Torrenueva, a consecuencia de los semáforos, como viene siendo costumbre durante la época estival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios