Frai asegura a sus clientes que sólo tiene que desmontar zonas comunes

  • En una carta a los compradores, la promotora asegura que ha aceptado la resolución de Defensa y que no será necesaria la demolición de ninguna vivienda

Frai, la promotora del residencial Novosur, en Alhendín, ha comunicado a los compradores de las 1.200 viviendas que la resolución que a principios de semana hizo pública el Ministerio de Defensa sólo requerirá desmontar elementos de zonas comunes en los nueve bloques señalados por el Estado Mayor del Aire. En esa comunicación que Frai ha hecho llegar a los que adquirieron un piso -a través de un mail propio para los clientes y, posteriormente, por correo convencional-, se asegura que la promotora ha aceptado la decisión de Defensa y que tendrá que reducir ciertas alturas en los edificios de la promoción que, por su exceso de altura, afecta a la servidumbre aeronáutica de la cercana Base Aérea de Armilla.

Según explicaron varios afectados, el correo electrónico para clientes, Frai asegura que esas reducciones de altura se ejecutarán en las zonas comunes -por ejemplo, cajas para los motores de los ascensores en las azoteas- y no afectaban a ninguna de las 1.200 viviendas de la promoción.

Además, Frai informa a los compradores de pisos en Novosur -que en muchos casos son adjudicatarios de viviendas de protección oficial-, que espera que, una vez se ha solventado el tema por la vía administrativa, se puedan comenzar en breve las obras de rectificación de alturas para poner a disposición de los clientes los pisos que habían comprado y que estaban paralizadas desde septiembre.

De hecho, el alcalde de Alhendín, Miguel Ángel Gamarra, aseguró, tras conocer la decisión del Ministerio de Defensa, que se está estudiando la posibilidad de dar licencias parciales de obra a los 14 pisos de los 23 que componen la promoción y que, tras el dictamen, quedaban legalizados. Los otros nueve bloques que Defensa considera que exceden la altura -la mayoría, destinados a VPO- tendrán que esperar.

Los afectados consultados ayer, que señalaron que la promotora se ha puesto en contacto con ellos cada vez que el caso ha tenido alguna novedad importante por carta y mail, mostraron, por una parte, el alivio porque se ha desbloqueado la situación que se estaba antojando insalvable. Pero, al mismo tiempo, aseguraban que sigue habiendo incertidumbre debido a que, aunque Frai ha asegurado que la remodelación no afectará a las viviendas, la reubicación de esos elementos comunes puede, de alguna manera, modificar el proyecto y, de paso, afectar a alguna de las viviendas. Siguiendo con el mismo ejemplo, si hay que retirar la caja del motor del ascensor de la azotea porque invade la servidumbre aérea, debe colocarse en otro lugar del bloque.

De todas maneras, los afectados por la paralización del Residencial Novosur esperan que la empresa presente lo antes posible el proyecto modificado, que el Ministerio de Defensa le dé el visto bueno con rapidez y que las obras de la promoción concluyan para poder, de una vez por todas, ocupar sus viviendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios