El Geoparque se alía con Nicaragua para conseguir el 'espaldarazo' de la Unesco

  • La candidatura granadina intercambia experiencias con los representantes del proyecto Río Coco

Representantes del proyecto Geoparque Río Coco de Nicaragua han iniciado un intercambio de experiencias, facilitado por la Agencia Andaluza de Cooperación al Desarrollo (Aacid), con el proyecto Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada, que buscan el reconocimiento de la Unesco.

La coordinadora del Proyecto Geoparque Río Coco de Nicaragua, Mónica Bueno, y la presidenta de la Cooperativa Cotuproma, Marbely González, surgida para dinamizar la economía local en el entorno del Geoparque nicaragüense, han comenzado un intercambio de experiencias con una reunión en la Diputación de Granada con responsables del Proyecto Geoparque del Cuaternario Valles del Norte de Granada. Esta es la primera de una serie de reuniones de trabajo y visitas previstas que tienen como objetivo conocer cómo se han recuperado y divulgado los recursos patrimoniales arqueológicos y geológicos del norte de Granada, según informan sus promotores.

El proyecto nicaragüense también aspira a formar parte de la Red Global de Geoparques

También interesa la forma en que instituciones públicas, empresas privadas, sociedad civil y centros de investigación y universidades se están coordinando para impulsar este proyecto en Andalucía. Este intercambio se espera que constituya una de otras muchas experiencias de cooperación entre dos territorios que comparten objetivos de futuro, ya que ambos geoparques son candidatos para formar parte de la Red Global de Geoparques de la Unesco.

En el 2004, un equipo de geólogos checos descubrió para la comunidad internacional el Cañón del Río Coco, entre la frontera de Nicaragua y Honduras, un cauce abierto en un área rocosa por las aguas torrenciales del río Coco durante la estación de lluvias. En este tramo, el río fluye durante más de siete kilómetros entre paredes de piedra de hasta doscientos metros de altura, en un recorrido angosto que en algunos puntos sólo tiene diez metros de ancho. Tras su descubrimiento, el Cañón del Río Coco se convirtió en un gran atractivo turístico, lo que a su vez permitió impulsar la economía local.

Desde el 2008, los municipios del entorno del río Coco, encabezadas por la Alcaldía de Somoto y el Gobierno de Nicaragua, pusieron en marcha el proyecto de creación de un Geoparque en este territorio, el primero de su tipo en Centroamérica.

Además de los recursos geológicos ligados al Cañón del Río Coco, su entorno cuenta con decenas de yacimientos arqueológicos pertenecientes a diferentes periodos culturales precolombinos, entre los que destaca Piedras Pintadas, una gran formación rocosa de aproximadamente veinte metros de altura, donde se pueden apreciar decenas de petroglifos de la cultura chorotega.

En octubre del 2017, el Gobierno de Nicaragua presentó oficialmente a la Unesco la candidatura del territorio del río Coco como nuevo Geoparque. Esta red avala a territorios con una estrategia de desarrollo territorial sostenible como la impulsada desde hace décadas por los Grupos de Desarrollo Rural del Norte de Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios