Golpe policial a los robos en el campo: 12 detenidos y 70 hurtos esclarecidos

  • Se trata de la banda criminal que puso en alerta a los vecinos de la zona de Guadix tras más de 30 robos

Los resultados de la operación fueron presentados la mañana de ayer por el subdelegado del Gobierno. Los resultados de la operación fueron presentados la mañana de ayer por el subdelegado del Gobierno.

Los resultados de la operación fueron presentados la mañana de ayer por el subdelegado del Gobierno. / g. h.

Escogían el lugar que iban a asaltar. Cada tarde se desplazaban en coche desde Santa María del Águila -pedanía de El Ejido (Almería)-, aguardaban a que el sitio elegido se quedase vacío. Por la noche cometían el robo y una vez con el botín en su poder, el mismo coche que los había transportado los recogía y llevaba de nuevo hasta el anejo ejidense donde estaban asentados. Este era el modus operandi con el que una banda criminal consiguió perpetrar más 70 robos entre las provincias de Granada, Málaga y Almería, organización que ha sido desarticulada en el marco de la Operación Corgua.

Al terminar el pasado verano, una serie de robos en zonas rurales del norte provincial sembraron la alarma entre los vecinos de los municipios de la comarca de Guadix. Benalúa, Diezma, La Peza, Dólar, Cogollos de Guadix o la propia ciudad accitana, fueron algunos de los lugares que denunciaron haber sufrido robos en cortijos, casas de campo, casetas de aperos o naves agrícolas, todos con el mismo patrón: en lugares apartados, de noche, tras haberse forzado una puerta o ventana con una palanca.

Ante ello, se inició el pasado mes de octubre la conocida como Operación Corgua para esclarecer esta serie de episodios que además se habían extendido por el resto de la provincia. Municipios de la costa, como Salobreña o Molvízar, o del interior, como Padul o Pinos Genil, también comenzaron a registrar este tipo de robos pero no fueron los únicos. En las provincias de Málaga y Almería también había constancia de varios de estos episodios que presentaban el mismo patrón.

Tras más de cinco meses de investigación policial, se ha conseguido desarticular a la banda criminal a quien corresponde la autoría de un mínimo de 73 robos de este tipo en el marco de esta operación. Así lo indicó ayer el subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes, durante la presentación de los resultados de esta operación en la que se ha detenido a un total de 12 personas, nueve hombres y tres mujeres de nacionalidad rumana, y se han intervenido cientos de objetos relacionados con los robos investigados, entre los que destaca un fusil de asalto kalashnikov inutilizado, joyas, relojes, televisores, herramientas eléctricas, maquinaria agrícola, ordenadores, teléfonos móviles, ropa y documentación. Todo este material fue incautado en un total de seis registros domiciliarios realizados en las localidades almerienses de El Ejido y Santa María del Águila.

Los detenidos daban salida rápidamente a los objetos sustraídos. La mayoría los enviaban a Rumania a través de autobuses o furgonetas, mientras que el resto lo vendían en mercadillos de Almería o a terceras personas.

El cabecilla es el que escogía dónde se robaba y además perpetraba el robo apoyado por otra persona. Para ello, un coche los llevaba esa tarde hasta el lugar donde querían cometer el delito, los dejaba allí y se iba para evitar que el vehículo se relacionase con el robo. Con una palanqueta forzaban las puertas o ventanas del cortijo o nave, la robaban y después llamaban de nuevo al conductor para que los recogiese con todo lo robado.

De este modo cometieron robos en Molvízar (8), Benalúa (9), Zújar (2), Guadix (2), Padul, Diezma (8), Jete, Víznar, La Peza (6), Dólar (4), Cogollos de Guadix (2), Pinos Genil (3), Salobreña (3) y Almuñécar. Mientras que en Málaga habrían cometido al menos 17 robos y en Almería cuatro.

Los detenidos, que están acusados de delitos de robo con fuerza, han sido puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Guadix.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios