calidad laboral Informe anual de UGT

Granada y Huelva, las peores provincias andaluzas para trabajar

  • El Índice de Calidad del Mercado de Trabajo elaborado por UGT revela que la posición de la provincia se ha visto lastrada en los últimos años por las crecientes dificultades para acceder a un empleo

Comentarios 3

La crisis no ha hecho más que potenciar las ya profundas diferencias entre las provincias andaluzas. Esta conclusión, una de las principales del Índice de Calidad del Mercado de Trabajo extraído por el estudio Claves 2011, elaborado por UGT Andalucía, tiene un segundo enunciado: en el proceso de ampliación de esas diferencias, Granada no ha salido nada bien parada. La debilidad de la economía granadina y el impacto de la crisis ha relegado al mercado de trabajo de la provincia, junto al de Huelva, a los últimos puestos de un ranking que mide en términos relativos dónde se trabaja mejor y, sobre todo, dónde hay más opciones de trabajar.

El listado, que evalúa la situación de los mercados de trabajo en comparación con el resto de las provincias andaluzas y con la media regional, tiene un claro líder: Sevilla, que con una calificación de 0,4 es de los pocos que logra rozar el medio punto. El siguiente mercado de trabajo de mayor calidad es el de Almería (0,16), seguido de los de Córdoba (0,09), Jaén (-0,01), Cádiz (-0,04) y Málaga (-0,05). Y ya cerrando el ranking, Granada con una calificación de -0,1 y Huelva, con su 0,49.

Pero, ¿qué hace del mercado de trabajo de Granada uno de los de peor calidad de todo el territorio andaluz? Pues, principalmente, las dificultades para conseguir un empleo. El negativo resultado en la dimensión de acceso al trabajo, la más importante de las que conforman el índice, lastra el resultado final, que hace de Granada la peor provincia para trabajar, junto a Huelva.

Claro que también hay aspectos positivos, aunque no sean los que más pesan en el índice elaborado por UGT. Granada sólo destaca en un aspecto menor como es la satisfacción laboral, marcada por el escaso índice de sobrecualificación y el bajo porcentaje de trabajo no cualificado en relación al resto de las provincias andaluzas. El problema es que ni la satisfacción laboral ni la salud de los trabajadores (el otro factor en el que Granada saca buena nota) pesan tanto como los serios problemas que se encuentran los granadinos para acceder al mercado de trabajo.

La secretaria general de UGT de Granada, Manuela Martínez, aseguró ayer que el estudio evidencia que "cada vez se están fragmentando más los mercados de trabajo provinciales, que cada vez las provincias son más distintas", lo que no significa que estas diferencias no existieran con anterioridad. Sí que lo hacían, pero al menos en el caso de Granada no eran tan serias como las actuales.

Eso sí, los estudios anteriores demuestran que la provincia ha sido de las más vapuleadas de la comunidad autónoma, alejándose cada vez más de la convergencia andaluza. En 2005, la situación del mercado de trabajo de Granada la hacía merecedora de la cuarta posición en el ranking andaluz. Cinco años más tarde, se ha visto relegada el séptimo puesto. " El mercado de trabajo granadino ha sido más lastrado por la situación económica que en el resto de las provincias", explica el informe, que detalla que tres elementos destacan especialmente en este deterioro: el acceso al trabajo, la conciliación de la vida familiar y la laboral y la protección social. "En estos tres aspectos estábamos en positivo en 2005 y en 2010 tenemos valores negativos y una diferencia muy grande respecto a la media andaluza", explicó la secretaria general de UGT de Granada.

"Lo que nos preocupa es ver el estado de parálisis generalizado entre las instituciones y el sector privado, que no parecen ver la necesidad de sacar adelante un nuevo modelo", indicó Manuela Martínez, que añadió que si no lo hacen, "es muy difícil que Granada salga del pozo en el que actualmente se encuentra".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios