Granada

Granada consigue las tres primeras líneas celulares de producción propia

  • Andalucía se convierte así en la tercera región, tras Cataluña y Valencia, que desarrolla una línea específica · El descubrimiento permitirá que los investigadores tengan más material para trabajar

Comentarios 1

Un hito científico. Así se puede definir el trabajo desarrollado en el Banco de Líneas Celulares de Granada, que acaba de desarrollar las tres primeras líneas celulares puramente andaluzas. El primer material biomédico de producción propia que supone también novedades importantes en el proceso de desarrollo de las mismas y que deja sin validez la opinión de los que veían en el banco un mero congelador ya que tiene capacidad de reproducción y generación de material.

La Consejera de Salud, María Jesús Montero, presentó ayer en una convocatoria urgente el trabajo de los investigadores que trabajan en Granada y lo consideró como un nuevo paso "para estar a la vanguardia de la investigación en España y Europa, en lo que Granada tiene un papel fundamental". Además, dijo que supone un "espaldarazo" a la investigación y avance de la terapia celular.

El director del Banco, Pablo Menéndez, y el investigador José Luis Cortés, han sido los directores del proyecto que ha conseguido este hito científico, que ya ha sido presentado al Banco Nacional para su autorización, paso tras el cual se podrán poner a disposición de los investigadores que las soliciten para sus proyectos en medicina regenerativa y terapia celular.

Menéndez explicó el proceso de derivación de las líneas. Según el director, son las "primeras líneas celulares de células madre embrionarias que se producen para el Sur de España". Las tres proceden de embriones congelados durante siete u ocho años en clínicas de reproducción asistidas. No en vano, el banco y la asociación nacional de clínicas firmaron un convenio de cesión de este material para la investigación. "Lo positivo es que se ha demostrado que de embriones de mala calidad para la reproducción se puede conseguir importante material biomédico para la investigación", matizó.

Lo novedoso también han sido las técnicas utilizadas para su derivación, distintas a las utilizadas hasta ahora en España. "Se han cultivado sobre soporte de células madre mesenquimales humanas, que se utilizan para muchas investigaciones como pie diabético o enfermedad injerto-contrahuésped. Sobre esta matriz se ha visto que son más vulnerables para su derivación a líneas mesodérmicas que pueden aplicarse para generar hueso, cartílago o tejido cardiaco, entre otros".

Es decir, que estas líneas celulares tienen la capacidad de generar células aplicables a patologías como infarto, lesión medular o diabetes.

"El gran hallazgo es conseguir las líneas y se patenta el modo de hacerlo de forma que el conocimiento sobre este proceso se trasladará a otros equipos para que también lo puedan realizar", matizó la consejera, que añadió que "sólo con la apuesta por la investigación se puede conseguir una puerta de esperanza" a determinadas enfermedades.

Las líneas celulares llevan 29 semanas creciendo de manera estable y en cuanto a sus características biológicas las tres son prácticamente idénticas. Una vez que las apruebe el banco nacional, estarán a disposición de los investigadores.

29

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios