Granada ingresaría 1,5 millones al año por cobrar el IBI a la Iglesia

  • En la estimación que manejan fuentes municipales se incluye también el ICIO por algunas construcciones que se están realizando · También están exentas otras confesiones, las ONG y colectivos sin ánimo de lucro

Comentarios 3

A pesar de que en Granada la decisión está tomada, la sombra del debate generado en torno a la necesidad o no de exigir el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a la Iglesia Católica es alargada. Y también muy cara, sobre todo cuando, según fuentes municipales, la ciudad podría ingresar anualmente un millón de euros de la Iglesia en concepto de IBI por sus bienes patrimoniales y hasta 1,5 millones si se le suman otros tributos, como el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) por construcciones como la que se está realizando en la zona Norte.

Lejos de lo ocurrido en Zamora, que pretende ser pionera en esta medida, el alcalde, José Torres Hurtado, y su concejal de Economía, Francisco Ledesma, no prevén seguir esta misma senda. Es más, la propuesta a Granada llegó en forma de moción hace dos meses a través de Izquierda Unida. La iniciativa de la coalición de izquierdas que fue rechazada por el PP de plano, solicitaba que, teniendo en cuenta la situación que se vivía en el Ayuntamiento, en el que por razones locales y estatales se había producido una subida de IBI del 13,6%, se contemplara la posibilidad de se suprima de la Ley de Haciendas Locales la exención del IBI a la iglesia católica y otras confesiones religiosas, así como a sus organizaciones dependientes.

Asimismo solicitaban que se hiciese un censo, en este municipio, de los bienes inmuebles rústicos y urbanos que están censados y registrados a nombre de la Iglesia Católica y de otras confesiones religiosas, así como de sus entidades y asociaciones afines.

La coalición no contemplaba la catedral en el pago de impuestos pero considera que la Iglesia tiene numerosas propiedades como terrenos en la Vega, pisos, cocheras, centros de estudio que no son concertados y hasta propiedades en alquiler por las que el Arzobispado de Granada ingresa hasta un millón de euros anualmente con uso lucrativo que sí se deberían tributar.

En cualquier caso e independientemente de las voces que se han sumado al mensaje de Izquierda Unida como el PSOE, el mensaje por parte del Gobierno y del PP en la capital se lanza una llamada tranquilidad para los gestores de la Iglesia. "No se cobrará este tributo", a lo que añaden que esta medida no es de aplicación exclusiva a la institución católica, sino también a la judía, musulmana o la evangelista. La cuestión, en cualquier caso, forma parte ya de un amplio escenario de controversia en el que son tantas las voces a favor de que las instituciones pidan ese esfuerzo económico como las que se oponen al mismo.

Si bien el centro del debate está puesto sobre las confesiones religiosas, no son éstas las únicas que están exentas de abonar el IBI. Exentas están, por ejemplo, las propiedades del Estado vinculadas a la seguridad y la defensa nacional, bienes relacionados con la entidad local destinados a uso público, como parques y jardines o edificios públicos; la Cruz Roja; las organizaciones acogidas a la Ley de Fundaciones y Mecenazgo, caso de organizaciones no gubernamentales, y entidades financieras con fin social.

El Ayuntamiento lo tiene claro y si paga la Iglesia, pagan todos. En la respuesta que el PP dio a la moción de IU dejaba claro que con la exención se pretende devolver el trabajo que la Iglesia hace para la sociedad y que el Estado no puede asumir.

El edil de Economía, responsable de defender la postura popular en ese pleno, recordó que la Iglesia cuenta con 5.141 centros de enseñanza que ahorran al Estado más de 3 millones de euros; 107 hospitales que suponen un ahorro de 50 millones; 140 centros asistenciales, dispensarios y asilos que ahorran otros 4 millones. Asimismo, Francisco Ledesma recordó que la Iglesia ha cedido sus inmuebles para el interés general en numerosas ocasiones y ha asumido por cuenta propia la restauración de edificios con fines culturales a nivel general. "Por todo ésto y más, el Ayuntamiento no cobrará este tributo", concluyeron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios