Granada, un modelo para el mundo

  • El máximo representante de los sefardíes, el Gran Rabino, recorre la ciudad en una visita histórica

El Gran Rabino Sefardí de Israel, Shlomo Moshé Amar dijo ayer en Granada que la ciudad de la Alhambra es "un foco espiritual e integrador, y un modelo para el mundo entero", en la que ha sido la primera visita del máximo representante de los sefardíes desde la firma del edicto de expulsión de los judíos de España en 1492.

El rabino visitó el Ayuntamiento de Granada, donde el alcalde en funciones, José Torres Hurtado, agradeció al mandatario, en nombre de todos los granadinos, su amable visita a la ciudad, "una ciudad que es emblema de convivencia entre culturas" y le ha obsequiado con un libro de imágenes e historia de la Alhambra y el Albaicín.

Tras el encuentro que ambos mantuvieron en la sala Mariana Pineda del Consistorio granadino, el Gran Rabino Sefardí firmó en el libro de honor de la ciudad. Se inician sus palabras, fechando el encuentro, "Con la ayuda de Dios Todopoderoso, alabado sea en el tercer día de la semana 26 del mes del yar 5771".

Seguidamente, Shlomó Moshé Amar destacó en su firma la importancia de la jornada para la comunidad judía: "Hoy es un gran día para nosotros, día en que celebramos la visita a esta ciudad del Primado de Sión y gran rabino de Israel, junto con los miembros de la Federación de Comunidades judías de España a la ciudad de Granada, visita oficial al excelentísimo señor alcalde, junto con los representantes del gobierno en sus ministerios de Justicia y Exteriores, tras siglos transcurridos desde la expulsión, cuyo decreto fue firmado en esta ciudad".

Al referirse a Granada, el Primado de Sión subraya su luz: "Ahora constatamos con alborozo que la ciudad está llena de luz, de la luz de la sabiduría y el conocimiento, con el esplendor añadido de la libertad". Finaliza el texto con una bendición: "Bendigo al señor alcalde, a todos los habitantes de la ciudad, con bendición de vida, paz, sustento y éxito".

Tras la firma, el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, obsequió al Gran Rabino con un libro de ilustraciones e historia de La Alhambra y el Albaicín y le animó a regresar a la ciudad, para disfrutar de todo su encanto y belleza. Por su parte, el Primado de Sión regaló a la ciudad una estatuilla de plata y oro, con base de madera de olivo, que representa la ciudad de Jerusalén.

Terminada la visita al Ayuntamiento, el Gran Rabino Sefardí de Israel reiterósu agradecimiento a Torres Hurtado: "Quiero felicitar al alcalde, a la Corporación, y a la ciudad que hoy es un foco espiritual e integrador, y un modelo para el mundo entero. Pido a Dios que Granada se convierta en faro de amor, entendimiento, conocimiento y libertad", ha dicho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios