Granada pierde 147 puestos como ciudad de congresos en ocho años

  • Junto a Sevilla, Granada ocupa la posición número 196 del ranking mundial de ciudades de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones, ICCA · En 2002 alcanzó el puesto 49

Comentarios 7

"El tiempo pasa y perder el sitio es muy fácil". Ya lo dijo Pere Durán, el director general del Consorcio de Turismo de Barcelona, durante la conferencia que ofreció sobre los modelos de gestión de los Convention Bureau que sirvió como pistoletazo de salida a la creación de un organismo de promoción de Granada como ciudad de congresos: el que no corre, vuela. En un mercado híper competitivo, perder el tiempo no es una opción, y Granada ya lo ha hecho durante demasiado tiempo. Basta con mirar los datos de la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA). Como destino de reuniones, Granada ocupa el puesto número 196 de un listado encabezado por Viena, Barcelona, París, Berlín, Singapur, Madrid, Estambul, Lisboa, Amsterdam y Sidney.

En el ranking mundial de ciudades de congresos -elaborado en función del número de convenciones internacionales captadas-, Granada está precedida por 195 destinos que por el momento atraen más a un sector tan apetitoso como el turismo de negocios, caracterizado por un mayor poder adquisitivo y, por tanto, un elevado gasto medio. Delante de la provincia hay destinos como Zurich, Cracovia, Lyon, Colonia o Nápoles, por nombrar sólo algunos. Y al mismo nivel que ciudades como Dakar o Johannesburgo.

Contando únicamente las ciudades españolas, la situación de Granada tampoco es privilegiada. Además de Barcelona y Madrid, que en 2010 captaron 148 y 114 eventos internacionales, respectivamente, por delante de la provincia aparece Valencia en el puesto 35 (con 57 encuentros); Bilbao en el 120 (con 15 congresos) Córdoba en el 146 (con 12 eventos); Málaga en el 178 (con 10 convenciones); y Sevilla, que comparte con Granada el puesto número 196 al haber captado 9 eventos internacionales.

Es decir, que en este listado reducido al panorama nacional, Granada ocuparía entre el séptimo y el octavo puesto, adelantando también a otras ciudades españolas como Salamanca, Santiago y Zaragoza. El problema es que la oferta y el nombre turístico de Granada se merecen, en teoría, puestos más adelantados tanto en el ranking nacional como en el internacional.

Y el caso es que los tuvo, pero la falta de un organismo capaz de vender Granada como una ciudad de congresos de primer nivel y el aumento de la competencia -otros destinos se han armado mientras el Convention Bureau de Granada moría en 1993- ha destinado a la provincia al fondo de la lista. No ha sido así siempre. De hecho, según la información facilitada por el ICCA, en el ranking elaborado en el año 2002 Granada aparecía en el puesto número 49. Es decir, que en apenas ocho años la ciudad ha perdido 147 puestos como destino de congresos.

El descenso ha sido gradual. En 2003 Granada descendió al puesto número 50; en 2004, al 94; en 2006 ya había retrocedido hasta la posición número 107; y en 2008 había abandonado el 'top cien' para ocupar el puesto 234 del ranking internacional. Y en 2009 volvió a descender a la posición 288, por lo que en el último año algo ha mejorado la estrategia de promoción para atraer congresos y convenciones internacionales.

El caso es que todavía hay mucho trabajo por hacer. Juan Luis Álvarez, propietario del restaurante El Sevilla, ex concejal de Turismo del Ayuntamiento, ex presidente de la Federación de Hostelería y 'cabecilla' de la iniciativa para poner en marcha de nuevo el Convention Bureu, recordó que el destino "debe aspirar a lo máximo", porque en años anteriores ya demostró capacidad para estar en los primeros puestos, "ganándole congresos a París, Amsterdam o Venecia".

La idea es que en este mismo mes de junio se convoque a los empresarios turísticos para formar la mesa de trabajo del Convention Bureau, que definirá las lineas maestras y la fórmula del organismo. Aunque todavía está por definir, en principio se plantea que la participación de las administraciones se base en el apoyo logístico, facilitando el uso de infraestructuras y de sus canales de promoción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios