"En tres años Granada podría estar entre los primeros destinos españoles"

  • El director del Consorcio de Turismo de Barcelona considera que el mejor modelo de Convention Bureau es el gestionado por los empresarios y apoyado por las instituciones

Tras la ponencia que ofreció ayer el director del Consorcio de Turismo de Barcelona en la sede de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE) y a pesar de la polémica entre empresarios y políticos, si algo quedó claro a los que participaron en el acto es que es posible y, sobre todo, necesario poner en marcha un Convention Bureau en Granada.

-¿Cómo valora la experiencia que ha vivido Granada de un Convention Bureau privado?

-Hay que aclarar muy bien qué significa un Convention Bureau privado. Si un Convention Bureau privado significa un organismo de una empresa en concreto, pues creo que no puede funcionar porque los intereses de una empresa son muy claros y no va a haber nunca la transparencia que debería, porque se crean sinergias bilaterales de esta empresa respecto a determinados hoteles, restaurantes... Ahora, si entendemos por privado el conjunto del mundo empresarial de Granada, es otra cosa. Y aquí está la gran diferencia. Yo estoy absolutamente en contra de un Convention Bureau privado si privado significa una empresa, porque tiene unos intereses evidentes, y muy lícitos además, por los que no puede defender y promocionar un destino globalmente. Y lo que necesita una ciudad o una provincia es tener un Convention Bureau que lo promocione todo.

-¿Es más útil un Convention Bureau en el que participan las administraciones?

-Creo que sí. Los porcentajes de participación son lo menos importante, pero la administración local o la diputación evidentemente deben de estar, porque el sector público representa globalmente los intereses de todos los ciudadanos. Es muy, muy importante. Me remito a mis tesis: el Convention Bureau ideal es el mixto, donde la participación pública debe estar presente pero la gestión debe ser empresarial. Lo debe dirigir el mundo empresarial.

-¿Es normal que Granada ocupe el puesto 196 en el ranking mundial del turismo de congresos?

-Granada, siendo el destino que es, no puede estar en esa posición del ranking. Granada tendría que estar en el 'top five'. A medio plazo lo puede estar, pero hay que hacer los deberes. Granada necesita pocas cosas. Hay que hacer una apuesta definitiva porque el tiempo pasa y perder el sitio es muy fácil.

-¿Un Convention Bureau sería la solución?

-No tengo ninguna duda, porque un Convention Bureau no es nada más que el organismo que aglutina los intereses generales de un determinado destino. Lo que es evidente es que cuando lo pones en marcha con el convencimiento de que lo que haces es aglutinar los intereses generales de un destino, inmediatamente los frutos se recogen. La unidad hace la fuerza, esto está clarísimo. Yo soy de aquellos que defienden aquella máxima que dice 'si quieres ir rápido, ve solo, pero si quieres ir lejos, ve acompañado'. Lo que pretende cualquier destino es ir lejos y consolidarse, por tanto hay que ir acompañados.

-¿En cuánto tiempo podría Granada posicionarse como un gran destino del sector?

-Hay dos segmentos muy claros. Uno es el mundo de los congresos, el mundo asociativo, que es a más largo plazo. Los congresos normalmente se deciden entre dos y tres años antes. Luego está el otro segmento, que es el mundo de las empresas, de las convenciones, de los viajes de incentivos, que es mucho más ágil y rápido. Si Granada se pone en funcionamiento en estos momentos, los primeros resultados del mundo empresarial pueden llegar el año que viene. Y en el mundo de los Congresos, a nivel nacional también podría recoger algún fruto en 2012, en el 2013 seguro. Y en el sector europeo e internacional, ya nos iríamos a tres años. Creo que Granada en tres años estaría dentro de los cuatro o cinco primeros destinos del estado español sin duda alguna.

-¿Qué mercado sería el prioritario para Granada?

-Yo sin duda alguna empezaría por el mercado nacional. Iría a la caza de los congresos nacionales. Sin olvidar Europa, pero poniendo el 80% de los esfuerzos en España.

-¿Cuáles son las principales bazas de Granada ante otros destinos?

-Granada tiene un patrimonio cultural inigualable, unas infraestructuras singulares para hacer actos sociales, un magnífico palacio de Congresos -al que seguramente habría que pasarle una mano de pintura-, y tiene una gastronomía estupenda, una gente maravillosa y unos grandes profesionales. Granada tiene todos los ingredientes, y en muchos de ellos supera a otros destinos nacionales claramente.

-¿Es buen momento para poner en marcha un Convention Bureau?

-Si el mundo empresarial está dispuesto, creo que el momento es óptimo, porque otros destinos más organizados están sufriendo mucho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios