Granada registra la cuarta subida de paro más dura de toda España

  • El fin de las campañas agrícolas explica el mal dato de febrero

  • 1.311 granadinos se fueron al paro, el doble que en el mismo mes de 2017

  • Hay 86.722 desempleados

Febrero no se escapa de la tradición. El pasado mes fue, de nuevo, malo para los datos de desempleo en la provincia de Granada. A lo largo de esos 28 días, 1.311 granadinos se fueron a la cola del paro. Esta cifra es prácticamente el doble de la registrada en febrero del pasado 2017, cuando se registró un incremento del número de desempleados de 687. De nuevo se cumplió el guion de los últimos años y Granada ha visto empañar los buenos datos con los que despidió el pasado año con un comienzo de 2018 en retroceso. Rara vez febrero se despide con al menos un millar de personas más en las oficinas de empleo de la provincia. En total, son ya 86.772 los granadinos que engrosan las listas del paro.

La subida registrada en la provincia el mes pasado es la cuarta más dura a nivel nacional en cuanto al número de personas que se sumaron a las estadísticas de desempleados del Servicio Público de Empleo, sólo superada en la región por Jaén (5.875 parados más) y Córdoba (1.963) y, ya fuera de Andalucía, por la Comunidad de Madrid (1.731 desempleados más que en enero). Las tres provincias andaluzas sufrieron las consecuencias de un mismo fenómeno, el fin de las campañas agrícolas. Los datos porcentuales son levemente más amables con Granada: el repunte provincial del 1,53% de parados con respecto al mes anterior es el quinto a nivel nacional. Fue más alto en Guadalajara (2,52%), Cantabria (2,19%), Córdoba (2,72%) y Jaén (12,95%). Estos datos resultan todavía más dolorosos si se comparan con la tendencia nacional. A nivel global, en toda España, el número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo ha bajado en febrero en 6.280 personas en relación con el mes anterior, con lo que el paro nacional alcanza el nivel más bajo de los últimos nueve años.

De vuelta a los datos de Granada, la subida en el número de desempleados del mes pasado hace que el balance interanual quede tocado, pero no hundido. Gracias sobre todo a los buenos números de los meses en los que el turismo mueve la economía, este mes se contabilizan 3.372 desempleados menos en la provincia con respecto al dato del mismo mes del año anterior. Esto supone un porcentaje interanual del -3,74%. Eso sí, es peor que el regional (-5,69%) y se encuentra muy alejado del nacional (-7,48%).

En cuanto a los datos de la Seguridad Social, el número medio de afiliados en la provincia fue el mes pasado de 322.975, lo que supone que el número de trabajadores en activo ha caído también con respecto al mes anterior (660 menos), aunque la variación interanual sigue dando un saldo positivo, ya que la diferencia con respecto a febrero de 2017 es de 8.480 afiliados más (2,70%).

El comportamiento negativo del empleo en febrero se debe, fundamentalmente, a la destrucción de empleo protagonizada por el sector agrícola, que ha engordado la cola del paro con 1.073 personas, el 81,8% del total de granadinos que s la provincia. Con este incremento, son ya 7.672 los granadinos que trabajan en el campo que están en situación de desempleo. También han tenido datos negativos el colectivo sin empleo anterior -que suma otros 289 desempleados para alcanzar la cifra de 8.582- y los servicios, que suma ya 56.083 demandantes de empleo tras sumar otros 64 el mes pasado. Un mes más, los servicios dan síntomas de agotamiento. Sí han aliviado, aunque con mucha moderación, los datos de desempleo en los sectores de industria (con 43 personas que encontraron empleo y un global 4.887 parados) y construcción, con 73 miembros menos en las colas del paro a lo largo de los 28 días de febrero, con lo que la cifra global que queda en 9.497.

Así, tanto el campo como los servicios son responsables en buena medida de lo ocurrido el mes pasado. El primero por ser el sector que más personas ha enviado el paro. El segundo, como el sector que ya no es capaz de ser el único que tire del carro. El efecto del fin de las campañas agrícolas y el estancamiento de los servicios han dejado a Granada como la tercera provincia andaluza con mayor incremento del parto y la cuarta a nivel nacional.

La contratación también ha registrado un descenso notable. La caída de febrero ha sido del 18,97% con respecto al mes anterior (con 9.289 contratos menos). En total, se rubricaron 39.665 , prácticamente los mismos que en febrero de 2017 (39.629). Como es habitual la inmensa mayoría fueron temporales (37.352 del total) y una mínima proporción tuvieron carácter indefinido (2.313).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios