Granada representa a España en un estudio mundial de hipertensión

  • Ha sido el primer trabajo sobre la idoneidad de tratar la tensión alta con fármacos en personas mayores de 80 años

Granada ha participado en el primer estudio mundial destinado a comprobar la idoneidad o el perjuicio de tratar la hipertensión con fármacos en mayores de 80 años. Porque, aunque no lo parezca, hasta ahora no había datos que certificasen que era bueno administrar un tratamiento farmacológico para estos pacientes, considerados frágiles por su edad. Como se suele decir, se creía que iba a ser peor el remedio que la enfermedad. Los médicos decían que esa hipertensión era una consecuencia de la edad y no se trataba.

Granada ha representado a España en este estudio. De hecho, el catedrático de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada y jefe de servicio de Medicina Interna del Hospital Clínico, Blas Gil Extremera, fue el encargado de presentar sus resultados ayer en la decimotercera reunión nacional de la Sociedad Española de Hipertensión celebrada en Valencia. Porque Gil Extremera ha sido el único español en formar parte del comité ejecutivo del proyecto: el estudio Hyvet.

Es la primera vez que se han presentado sus resultados en España y la segunda en el mundo tras la presentación el pasado lunes en el Congreso Americano de Cardiología celebrado en Chicago.

De Granada han participado más de 80 mayores, en este caso en el estudio piloto que se hizo de 1994 a 1999. El estudio general, elaborado desde entonces hasta la actualidad, ha contado ya sólo con la colaboración del profesor Gil Extremera.

"Es el primer estudio sobre el tratamiento con antihipertensores a mayores de 80 años. Hasta ahora nadie se había atrevido a tratarlos porque se creía que los efectos contraproducentes que tienen todos los fármacos podrían ser peores. Además había una creencia de que la hipertensión era una consecuencia de la edad", explicó el catedrático de la Universidad de Granada.

Tras el primer estudio preliminar en el que participaron los pacientes granadinos, se llegaron a unos resultados positivos que llevaron a realizar el estudio general internacional que ahora se ha presentado y en el que han participado Europa, China, Australia y Túnez. Más de 4.700 pacientes.

Las conclusiones centrales del estudio demuestran que "no sólo se puede sino que se debe tratar con antihipertensivos a los mayores de 80 años y no dejarlos", informó Gil Extremera. Lo único necesario es fijar los fármacos adecuados y las dosis necesarias para el tratamiento y llevar el lógico control que requiere la fragilidad de estos pacientes.

"Al comprobar los mayores tratados con fármacos y los que recibían placebo el resultado ha sido espectacular", aseguró el especialista. Algunos datos estadísticos del estudio indican que se ha alcanzado un 21 por ciento menos de mortalidad, un 64 por ciento menos de insuficiencia cardiaca y un 39 por ciento menos de ictus. Unos datos reveladores y de máxima importancia para la cohorte de edad sometida a examen.

Pero no sólo servirá el estudio para sentar las bases de la actuación médica más inmediata sobre los mayores de ahora, sino que, como resaltó el catedrático, "la sociedad cada vez es más envejecida, lo que requiere de estudios sobre atención a este colectivo".

Con los resultados conseguidos, ahora se seguirán difundiendo las afirmaciones conseguidas en el estudio Hyvet tanto en congresos, reuniones y jornadas médicas especializadas como en publicaciones en revistas médicas de prestigio. El objetivo es que la mayoría de los médicos acceda al estudio y sus resultados para que traten sin mitos y con una base científica la hipertensión diagnosticada en la población mayor de 80 años con medicamentos específicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios