Granada capta casi un tercio del turismo de larga distancia que llega a Andalucía

  • Los visitantes procedentes de destinos lejanos generan ya un 10,9% del movimiento turístico de la provincia

  • Se consolida como destino regional líder entre los japoneses

En la lista de 'deberes' del turismo granadino, porque a pesar de los récords del sector sigue siendo larga, figura en un lugar prioritario la captación de viajeros de larga distancia. Equilibrar la balanza entre los visitantes nacionales y los internacionales, clave para evitar una excesiva dependencia que juegue malas pasadas al destino cuando la coyuntura económica apriete dentro o fuera de las fronteras españolas, es uno de los tantos que puede apuntarse la industria turística en los últimos años. Aunque todavía hay diferencias, el turismo internacional tiene ya un peso superior al 45% en el conjunto de la provincia, mientras que en la capital roza ya el 54%, dejando atrás tanto las visitas como las pernoctaciones que protagonizan los visitantes españoles.

Dentro del turismo internacional, el de larga distancia tiene un perfil especialmente interesante para los negocios turísticos. Se trata de viajeros con un nivel adquisitivo superior a la media, que llega a España para quedarse -no como escala hacia otros destinos- y que tiene en las compras una de sus principales motivaciones. Así que no es de extrañar que buena parte de las estrategias turísticas y de las promociones que realizan las distintas administraciones vayan dirigidas a conquistar a este tipo de visitantes.

Y el caso es que poco a poco Granada va ganando terreno como destino para los residentes de esos mercados lejanos que tanto interesan al sector. El año pasado, la provincia recibió 310.450 viajeros de larga distancia, entre los que se incluyen los residentes en Rusia, Japón, Estados Unidos y el resto del continente americano. El Instituto Nacional de Estadística (INE) no ofrece información detallada de ningún otro país lejano, pero la evolución que han registrado estos cuatro mercados emisores es de por sí bastante significativa. Las cifras registradas en 2016 -es el último año en el que están disponible los datos desglosados por país de procedencia- suponen un incremento del 7,2% respecto al año anterior, un porcentaje que supera la media de crecimiento que registraron las visitas turísticas, que se situó en el 6,8%.

Este incremento por sí solo ya es bastante relevante, pero podría pensarse que solo sigue la tendencia que marca la evolución general del turismo. Y no. El turismo de larga distancia ha crecido en los últimos años a un ritmo mucho mas acusado que el número total de viajeros. En los últimos siete años, Granada ha ganado más de 106.000 turistas de larga distancia, pasando de los 203.810 que se registraron en el ejercicio 2009 (la cifra más baja desde que comenzó la crisis) a los 310.450 de 2016. Este aumento supera el 52,3%, mientras que en este mismo periodo la llegada total de viajeros a la provincia se ha elevado un 38,9%. Los visitantes procedentes de mercados lejanos, por tanto, crecen 13,4 puntos porcentuales por encima del conjunto del sector.

La mejor evolución es la registrada por el turismo americano, excluido EEUU. En 2016 llegaron a Granada 101.641 viajeros de Canadá, América Central y América del Sur, frente a los 57.058 que se registraron en el año 2009. El crecimiento, del 78,1%, supera considerablemente el registrado por los visitantes de Estados Unidos, que han crecido un 54,2% al pasar de 77.035 a 118.831.

El turismo Japón, por su parte, ha crecido un 31,4%, hasta alcanzar los 76.668. En el año 2009 la cifra fue de 58.360, y aunque desde entonces la evolución ha sido irregular -el máximo histórico se alcanzó en 2013, con 100.686 visitas- el balance hasta el año 2016 sí logra ser positivo.

El incremento más comedido ha sido el del turismo ruso, que ha vivido momentos mejores. Aunque las cifras actuales (13.310 visitas) superan en un 17,2% las del año 2009, el verdadero boom del turismo ruso se produjo en 2013, cuando se alcanzaron los 19.772 viajeros.

Con estas cifras, el turismo de larga distancia representa ya un 10,9% de los viajeros que llegan a la provincia, y un 23,8% del turismo extranjero. Dicho de otra forma, dos de cada diez visitantes internacionales que eligen Granada para pasar sus vacaciones proceden ya de destinos lejanos.

Esta positiva evolución ha permitido a Granada ganar posiciones en el ranking de destinos favoritos del turismo de mercados lejanos. Los datos del INE revelan, de hecho, que Sevilla y Granada son las provincias que captan mayor número de viajeros procedentes de Rusia, Japón, Estados Unidos y del resto de América, muy por encima de destinos con mayor presencia de turismo internacional como Málaga. Los 310.450 viajeros de larga distancia que llegaron a Granada en 2016 solo son superados por los 354.198 de Sevilla, mientras que a la provincia malagueña llegaron 258.402 viajeros de estos mercados; a Córdoba, 98.566; a Cádiz, 84.057; a Almería, 14.853; a Huelva, 10.545; y a Jaén, 6.711.

En conjunto, la comunidad autónoma andaluza recibió a lo largo del último ejercicio 1.137. 781 turistas de larga distancia, de los que un 27,3% recalaron Granada. La provincia, por tanto, concentra casi un tercio de las visitas de turistas lejanos que recibe Andalucía. Este porcentaje es superior en el caso de Japón, donde Granada se sitúa como líder indiscutible con un 44,8% de las visitas andaluzas, superando al resto de las provincias. En el caso los viajeros de Estados Unidos, que se decantan con más asiduidad por Sevilla, Granada concentra el 24,8% de las visitas. Este porcentaje baja hasta el 24,7% en el caso de los turistas de Canadá, América del Sur y América Central, que también visitan con más frecuencia la capital hispalense. Por último, la provincia concentra el 16,6% de las visitas rusas a Andalucía, que se desvían sobre todo a Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios