Granada trabaja en un 'plan propio' para agilizar el arreglo de las playas

  • Subdelegación y ayuntamientos colaboran para poner a punto el litoral antes de Semana Santa

  • Se gestiona la inclusión de la provincia en del Decreto de Emergencia estatal

La parte final del Paseo Marítimo de Salobreña volvió a sufrir destrozos. La parte final del Paseo Marítimo de Salobreña volvió a sufrir destrozos.

La parte final del Paseo Marítimo de Salobreña volvió a sufrir destrozos. / Agustín Fernández

El paso del temporal ha vuelto a dejar estampas desoladoras en distintos puntos de la provincia entre los que sin duda, las playas granadinas se han llevado la peor parte. Paseos marítimos anegados, duchas arrancadas, escalones de arena... Son algunos de los daños que a falta de un par de semanas para Semana Santa amenazan el inicio de la temporada turística de la Costa.

Según indicaron ayer tanto el portavoz de la Junta de Andalucía, Juan Carlos Blanco, como el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, "reparar los daños en apenas tres semanas es imposible". Existe "voluntad" de todas las administraciones en "trabajar con toda celeridad para que las playas afectadas se recuperen de sus daños antes del verano". Si bien, en Granada ya se trabaja un plan alternativo para que la Costa pueda tener a punto sus playas de cara a la Semana de Pasión.

El próximo lunes se reunirá la Comisión de Coordinación Interadminsitrativa para analizar los efectos que ha dejado el temporal en Andalucía. Eso sí, teniendo en cuenta que "el temporal aún no ha terminado" tal y como explicó Antonio Sanz. El objetivo de esta mesa es analizar las ayudas y obras de emergencia que sean necesarias realizar en infraestructura, viviendas o comunicaciones.

Ante los daños registrados en Huelva y Cádiz, en ambas provincias se ha declarado el Decreto de Emergencia, mientras que también se está trabajando porque en Granada, pese a que los destrozos no han llegado a ese nivel, sea igualmente instaurado, según indicaron a este diario fuentes del Gobierno.

Pese al intento de acelerar el proceso para que desde el Gobierno central activen la puesta en marcha de los trabajos, resulta complicado que puedan finalizarse antes de la Semana Santa. Esta circunstancia ha venido dada por dos factores: la proximidad temporal con el periodo estival, así como la dilatación que suponen los trámites administrativos pertinente para la activación del plan estatal.

Sin embargo, al margen de la inclusión de Granada en el mismo, desde la Subdelegación de Granada ya se trabaja con otras administraciones, como son los ayuntamientos de los municipios del litoral, para obrar de forma conjunta y que las zona de playa presenten una mejora de cara a la Semana de Pasión.

Precisamente, municipios como Salobreña ya han empezado a cuantificar las pérdidas ocasionadas por las lluvias y vientos de las últimas horas. Pese a que gracias a las últimas obras realizadas en el paseo marítimo de la Villa -permitieron ampliar la zona de playa- las pérdidas han sido menores, la alcaldesa del municipio, María Eugenia Rufino, ha evaluado los daños en 105.000 euros.

En concreto, los trabajos tendrán que centrarse en tareas de limpieza ante el arrastre de arena hacia el paseo, o arreglos de algunas duchas que fueron arrancadas a consecuencia del temporal.

En Motril aún están a la espera de cifrar la cuantía económica que conllevará la solución de los daños -la playa ha quedado totalmente anegada y existen escalones de arena a consecuencia del arrastre de las olas-, mientras que en Almuñécar y La Herradura, el Consistorio considera que "se tardará aún tiempo" para que las playas esté limpias de todos los restos de vegetación y cañaveras arrastrados por el temporal. Además, desde el Ayuntamiento sexitano consideran que "será necesario aportar por Costas arena en algunas zonas de playa La Herradura o Cotobro".

Asimismo, existen otros puntos de la provincia que durante estos días han registrado diversas incidencias a consecuencia del paso del temporal Emma. Las abundantes nevadas obligaron al cierre de la carretera que da acceso al Albergue Universitario de Sierra Nevada, donde estaba alojado medio centenar de personas entre alumnos y profesores, de un instituto de Valencia que se quedaron totalmente aislados durante varios días.

En la capital, árboles, postes o señales de tráfico fueron derribados por el 'minihuracán' que azotó la tarde del lunes la ciudad, una granizada unida a un vendaval que obligaron a los efectivos a trabajar de forma intensa para arreglar los desperfectos ocasionados. Además, también se registraron desperfectos en estructuras, como el derrumbe de un muro en el Albaicín o la alerta ante el riesgo de caída de un techo de uralita en la calle Las Flores. En total, más de un centenar de incidencias que requirieron la actuación de efectivos.

En municipios como Santa Fe o Las Gabias se registraron inundaciones en zonas aledañas a las obras de la segunda Circunvalación, mientras que en Lanjarón, se produjo el derrumbe de un local que llevaba años clausurado.

Para la jornada de hoy se prevé cierta tregua por parte de la lluvia, al menos durante la mañana, pese a que sí se sufrirá un descenso de temperaturas con mínimas de 3 grados y máximas de 16 en la capital, mientras que la cota de nieve se sitúa en torno a los 1.200 metros.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, las precipitaciones regresarán a partir de media tarde de hoy y se extenderán a mañana, jornada para la que se prevé un 100% de probabilidad de lluvia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios