Granada sólo da trabajo al 38% de los jóvenes que se licencian en su Universidad

  • Un 68% de los que acabaron sus estudios en 2007 trabaja actualmente · Los que se marchan al extranjero superan el 5%

Hacer un seguimiento de los egresados de la Universidad de Granada, unos 7.500 al año de media, sobre su trayectoria académica y las dificultades o ventajas que han podido tener a la hora de encontrar trabajo, es hoy en día una de las informaciones más valiosas de cuantas pueda tener la institución. El equipo rectoral de González Lodeiro así lo cree y ha vuelto a apostar, por tercer año consecutivo, por realizar un estudio que sirve además como termómetro de lo que piensan los titulados sobre la UGR.

El Estudio de Egresados de la UGR, basado en encuestas realizadas a unos 2.700 licenciados y diplomados en 2007, ha revelado entre otros muchos datos que sólo el 38,54% de los universitarios que acabaron la carrera se quedaron a trabajar en Granada. El 9% lo hizo en Málaga; el 7,79% en Madrid; entre el 4% y el 6% en Jaén, Almería, Sevilla, Córdoba y el extranjero; y entre el 2% y el 3,5% entre Murcia y Jaén. Como novedad respecto a estudios anteriores, ha aumentado el número de egresados que trabajan en el extranjero, que llega al 5,21% (hace un año era de un 3,6% y hace dos el 3,41%).

El informe, que sondeó a los universitarios entre junio y octubre de 2010, dos años después de acabar sus estudios, revela que el 67,71% de los universitarios tenía trabajo entonces. Un porcentaje menor que los que se graduaron en 2006, que se situaba entorno al 72,74%. Aunque persisten las diferencias entre hombres y mujeres, pues los primeros lograron un empleo en el 72% de los casos, mientras que las mujeres se quedaron en un 65%.

"La tasa de empleo es mayor para los egresados que tienen un mejor expediente, los que eligieron la carrera por sus salidas profesionales y los que tienen un mejor nivel de idiomas", explicó uno de los profesores que ha elaborado el estudio, Teodoro Luque, junto a Salvador del Barrio, Juan Sánchez y José Ibáñez.

El principal motivo por el que los encuestados eligieron su titulación sigue siendo por vocación (54,1% de los casos) y salidas profesionales (26,2%), y, en menor medida, por ampliar y completar los conocimientos (14,8%). "Lo vocacional predomina en Humanidades, Técnicas y Experimentales, en esta última además predomina la imposibilidad de elegir otros estudios. Mientras que en los egresados en Ciencias de la Salud la motivación se basa en la tradición y recomendación familiar", informó Luque durante la presentación del informe, que está colgado en la web http://marketing.ugr.es/encuesta.

En los seis primeros meses tras finalizar los estudios, más del 62% de las personas trabajaban, lo que supone ocho puntos menos que el año anterior. Pero las principales formas de acceso al primer empleo siguen siendo la autobúsqueda (22,1%) y conocidos y amigos (19,8%); le siguen por importancia las prácticas realizadas durante los estudios (8,2%), aunque descienden algo, y la oferta pública de empleo (4,9%).

Mejora la relación entre el primer empleo y los estudios realizados, pues para un 50,7% (frente al 47,4% y 42,7% de años anteriores) de los titulados consideraba que la relación fue alta. Los arquitectos son los que se muestran más indiferentes con la UGR, al igual que los de Traducción y los de Documentación.

Los tipos de relaciones laborales que bajan son los funcionarios, los contratos laborales en prácticas y los contratos por obra y servicio. Registrándose un ascenso de los contratos laborales indefinidos (32,2%) y los trabajos por cuenta propia (11,7%).

"Este estudio es una vía para alcanzar la excelencia", concluyó Luque que destacó que el informe de egresados es uno de los objetivos prioritarios del CEI BioTic.

32,2%

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios