Grandes del motor en miniatura

  • El Campeonato de Andalucía reúne a los mejores pilotos de la categoría MiniZ de coches radiocontrol, que compiten durante este fin de semana en Peligros

Comentarios 1

Lo mejor del motor con toda su emoción e intensidad puede vivirse este fin de semana a escala 1/28. Los grandes de este mundo en miniatura se desafían hoy en Peligros, donde tiene lugar el Campeonato de Andalucía de MiniZ, una modalidad de coches radiocontrol que tiene poco que envidiar a sus 'hermanos mayores'.

Por el circuito municipal de la localidad corren desde ayer pequeños vehículos similares a los tradicionales de scalextric, aunque "un poco más grandes", explica Jorge Fernández Guerra, Relaciones Públicas del Club Deportivo Micro RC Granada, que organiza la prueba y cuenta con 30 socios. Ésta culmina la temporada de competiciones como gran "fin de fiesta" y atrae a los mejores pilotos de toda la comunidad.

Pero que nadie se confunda. A pesar del parecido con los coches de los circuitos desmontables que todo niño deseaba por Reyes, estos "no van por raíles", sino que dan rienda suelta a su potencia en el circuito municipal de Peligros, con la pista más grande de Andalucía gracias a sus dimensiones de 12x6 metros. El campeonato andaluz o 'Copa de Campeones' se disputa en categoría Racer, donde corren coches comunes de competición como Lamborghinis o Ferraris. Las reproducciones son "exactamente iguales", cuenta Fernández Guerra, llegando este realismo a detalles como los intermitentes y la carrocería al completo.

Las similitudes con la Fórmula 1 son bastantes y los pilotos de MiniZ tiene sensaciones muy parecidas a las de Fernando Alonso, aunque ellos no se introduzcan dentro del coche y los dirijan mediante una emisora. Así, disputan carreras durante todo el fin de semana con entrenamientos previos y rondas clasificatorias. Como en la máxima categoría del motor, gana el que más vueltas da y registra mejor tiempo. Aquí también se gana "por décimas" y gran parte de la estrategia se basa en la elección de los neumáticos, la suspensión o el paso por boxes. No obstante, en las carreras participan sólo siete coches que usan las pilas de toda la vida a modo de gasolina.

Fernández Guerra hace notar que las posibilidades para preparar los vehículos en miniatura son casi infinitas, ya que prácticamente "se les puede modificar todo", aunque luego todos corran con el mismo motor. Aunque pueden alcanzar hasta los 60 kilómetros por hora, en carrera rondan los 10-20 y "gana el coche que va más compensado, tanto en rapidez como en trazado de las curvas".

Este granadino que se proclamó campeón provincial de manera reciente recuerda que su afición a este hobby comenzó con el primer coche teledirigido que le regalaron con seis años, pero la "liberación" llegó cuando los pudo modificar a su gusto y llevarlos a un circuito de competición. A pesar de que comenzó compitiendo por libre, ya ha conseguido patrocinio de un equipo americano y otro de Hong Kong. Ahora no desaprovecha ni un fin de semana para acudir con el resto de amantes del Micro RC en Granada a "gastar unas pilas".

más noticias de GRANADA Ir a la sección Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios