Griñán aprueba su primer examen aunque el PP reduce la distancia

  • Los socialistas superan en ocho puntos a los populares, que recortan a la mitad la diferencia de las últimas europeas · Casi idénticos resultados a las andaluzas de 2008, aun con cambio de presidente

El PP-A validó ayer las encuestas que le auguraban un recorte de la distancia con el PSOE-A y se situó a casi ocho puntos de los socialistas, que continuaron como primera fuerza política en Andalucía con el 47,9% de los votos emitidos en las elecciones europeas. Los socialistas mantienen la ventaja por el 39,8% del PP, aunque se recortan a más de la mitad los arrasadores 18 puntos porcentuales de los comicios europeos de cinco años atrás. En los últimos comicios autonómicos, la distancia fue de 10,1 puntos, lo que permitió al PSOE alzarse con la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz.

Pese a que los populares andaluces estrechan la diferencia con los socialistas, la brecha no se ha hecho más profunda con respecto a las elecciones autonómicas de hace un año y tres meses, cambio de presidente incluido tras el adiós de Manuel Chaves 19 años después.

El mapa de estas europeas dejó un escenario muy parecido al que sustentó el octavo triunfo consecutivo de los socialistas en Andalucía, cuando ganaron con un 48,9% de los votos y su principal competidor obtuvo el 38,8% de los sufragios.

Un punto pierde el PSOE y lo gana el PP con respecto a las autonómicas de 2008.

José Antonio Griñán, mes y medio en el cargo, superó así su primera reválida al frente de la Junta de Andalucía, examen que el PP ubicó en estas elecciones europeas y que el PSOE no compartió al desmarcarse de una lectura de la cita en clave andaluza.

El escenario se repitió en las provincias. Almería sucumbió de nuevo a la oleada popular con una clara victoria y en Málaga también ganó el PP, aunque casi en empate técnico perdiendo fuerza con respecto a las autonómicas. En las capitales de provincia, el PSOE recuperó Sevilla y Jaén -gobierna en coalición, pero en número de votos en las últimas municipales ganó el PP- y arrebató el mejor resultado en Huelva.

La participación de los andaluces -con un leve repunte de un 41,9% frente al 40,8% de 2004- se dirigió hacia los partidos mayoritarios. Los minoritarios se muestran incapaces de romper un bipartidismo que tiende a consolidarse en cada cita con las urnas. IU se estancó en un 5,23%, poco más del 5,06% de 2004. La UPyD de Rosa Díez se alzó con un 2,55% de los votos como la cuarta fuerza política en la comunidad por delante del PA, con un 1%.

La lectura de los responsables políticos no se hizo esperar. En rueda de prensa, el secretario general del PSOE-A, Manuel Chaves, valoró ayer los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo como "un éxito del PSOE en Andalucía", y "un gran fracaso para el PP-A y su estrategia política en esta campaña", la que definió como "equivocada, sucia, y llena de difamaciones".

Chaves anotó que los resultados "han sido ligeramente inferiores a los autonómicos" por lo que tradujo la victoria en una confirmación de la mayoría absoluta en el Parlamento andaluz. Estos "resultados excelentes" significaron para Chaves la "desautorización de muchas encuestas" y una "nueva derrota electoral de Javier Arenas".

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, mostró la "satisfacción" de su formación con los resultados electorales de las elecciones al Parlamento Europeo y aseguró que el recorte de la distancia de puntos con el PSOE-A le hace estar en condiciones de disputar la victoria en las próximas elecciones que se celebren en Andalucía.

Sanz consideró "importantísimo" el recorte de 12 puntos realizado al PSOE-A respecto a las últimas elecciones europeas que se celebraron en 2004, después de una victoria a nivel nacional del PP, lo que, según dijo, confirma un "avance imparable" del PP-A. "Esperanza e ilusión" de lograr el cambio político en Andalucía, indicó Sanz, y "plenamente satisfecho" con la victoria del PP a nivel nacional fue la interpretación del PP andaluz a los resultados electorales.

La recuperación de unas décimas satisfizo al coordinador general de IU en Andalucía, Diego Valderas, que destacó que la federación andaluza ha logrado por primera vez en 15 años invertir la tendencia a la baja. Valderas dijo que la coalición ha logrado "moderadamente" los objetivos que se planteó, entre los que se encontraban mantener los dos eurodiputados en el Parlamento Europeo y "castigar" a los dos partidos mayoritarios, "responsables de que los andaluces sufran duramente las consecuencias de la crisis económica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios