Griñán culpa a la crisis de los malos resultados en la provincia y de la pérdida de Diputación

  • El presidente de la Junta insiste, no obstante, que en Granada es donde menos votos han perdido

"Estas elecciones han estado muy afectadas por la crisis económica y los ciudadanos han castigado a quien menos lo merecía, que son los ayuntamientos, que no tienen ninguna responsabilidad en esta situación". Con estas palabras argumentó ayer en Granada el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, la pérdida de votos del PSOE en toda Andalucía en las elecciones del 22 de mayo, en las que los socialistas también tuvieron resultados negativos en la provincia de Granada hasta el extremo de perder tras 30 años el gobierno de la Diputación Provincial, que ahora dirigirá con mayoría absoluta el PP.

Según Griñán, pese al "castigo" de los electores, en la provincia de Granada el partido valora que "la pérdida de votos socialistas en Andalucía ha sido menor que en España y concretamente en Granada ha sido la mitad de la que se ha producido en el resto de Andalucía", dijo Griñán en su primera visita a Granada tras las elecciones del 22-M. "Granada es una provincia que se ha comportado bien electoralmente pero que se ha visto afectada también por la crisis económica", matizó.

Tras las elecciones, el PP consiguió 14 diputados (dos más que en los pasados comicios), el PSOE 11 y IU dos, los mismos que tenía. Respecto al voto, el PP consiguió el 40,72% de los votos, el PSOE el 35,46%, IU el 10,25%, el Partido Andalucista el 3,71% y UPyD el 2,14%. Unos resultados a nivel provincial que han significado el triunfo del PP que por primera vez se pondrá al frente de la institución provincial desbancando al PSOE a las labores de oposición durante los próximos cuatro años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios