Griñán toma el relevo del Milenio

  • El presidente de la Junta anuncia un gran centro de interpretación para celebrar la efeméride y garantiza la llegada del AVE en 2013 ·El alcalde pide un "plan Santa Adela" en el Albaicín y la aprobación del nuevo PGOU

El recién estrenado presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, pisó ayer Granada para hacer lo que decía el guión: una visita institucional. No quiso hablar con la prensa ni con nadie que se alejara de lo puramente político -como pudo comprobar un integrante de la Asociación Salvemos la Vega que lo 'asaltó' a su llegada al Ayuntamiento para darle un escrito-. Llegó, habló con los que tenía que hablar y se marchó. Eso sí, José Antonio Griñán no sólo dejó mensajes de diferentes temas sino a un interlocutor: llámese, el alcalde, José Torres Hurtado, que fue el que dio cuenta de todo lo ocurrido en su primer contacto mano a mano con el nuevo presidente del gobierno regional.

Y se despejaron todas las dudas. José Antonio Griñán toma el relevo dejado por Manuel Chaves para la celebración Milenio de Granada y ayer asumió el compromiso de darle un impulso a todo lo que rodea la efeméride con la creación de un gran centro de interpretación en el que exponer todos los proyectos vinculados a la celebración además de demostrar la intención de ir preparando toda una batería de actos culturales que vayan dando forma al importante evento.

Pero el Milenio no sólo se va a alimentar de actividades culturales. Y eso se lo dejó bien claro el alcalde en sus peticiones. Las infraestructuras suponen una pieza clave en la ciudad para ésta y otras celebraciones como el Mundobasket y la Universiada. En este sentido, también garantizó algo. Griñán aseguró al alcalde que el AVE llegará a capital en 2013; una llegada que, según el regidor, "quiere creer" pero le cuesta y tiene sus reticencias dado que hay tramos que aún están sin proyecto definitivo.

En cualquier caso, el presidente trasladó al alcalde su intención de que el ferrocarril, tanto el de pasajeros como el de mercancías, será una prioridad de la administración en los próximos años. Dentro de este capítulo no podía faltar la alusión al Metro -y su soterramiento por el Zaidín-, pero poco se habló del asunto, ya que el presidente regional remitió a la próxima reunión que el alcalde mantendrá con la consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, previsiblemente el 15 de junio, aunque sostuvo que en cuanto a los plazos la fecha prevista para la finalización del Metro de Granada (2011) se mantiene. Y por garantías no quedó; porque también hizo lo propio con el Cierre del Anillo.

En la conversación entre los dos dirigentes que se prolongó durante poco más de 45 minutos y que fue calificada por Torres Hurtado como "una charla larga, distendida y agradable", también tuvieron cabida otros temas. Así, Torres Hurtado trasladó su firme intención de que en el Albaicín se vaya más allá de la rehabilitación "por goteo" que hace la Junta de Andalucía y se ponga en marcha un "plan Santa Adela" en el barrio Patrimonio de la Humanidad. "La idea es establecer toda una franja de intervención entre el Albaicín turístico y la Gran Vía y realizar las expropiaciones pertinentes que faciliten la remodelación urbanística de la zona".

La ruta de Griñán por Granada lo llevó después a la Diputación Provincial. Con su presidente, Antonio Martínez Caler, también compartió temas comunes como fue el Milenio. En este sentido, Caler le trasladó la necesidad de que se vayan fijando los contenidos de la efeméride, tanto en materia de infraestructuras como en lo relativo a la programación cultural para hacer las contrataciones con tiempo. Al respecto, el presidente de la Diputación también solicitó la ayuda de la Junta para la puesta en marcha del Centro de Creación Artística José Guerrero como aportación cultural al Milenio.

Previamente a la reunión con el alcalde y el presidente de la Diputación, Griñán realizó una visita institucional al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), donde firmó en el libro de honor y se entrevistó, durante una media hora, con su presidente, Augusto Méndez de Lugo. En las dependencias judiciales hizo lo mismo: escuchar y tender la mano de la Junta para que Granada siga avanzando con paso firme.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios