La Guardia Civil desmantela una peligrosa banda de atracadores

  • Los agentes detuvieron a tres de los miembros del clan del Bollos tras el atraco a una sucursal de la Caja Rural en Belicena · Los agentes realizaron 18 registros

Comentarios 1

La Guardia Civil ha desmantelado una peligrosa banda organizada que se había especializado en el atraco a sucursales bancarias por el procedimiento del alunizaje y la detención de sus nueve presuntos integrantes. La operación ha sido llamada Tarda por los agentes que la han llevado a cabo.

Los nueve arrestados son presuntamente responsables de al menos seis atracos en entidades bancarias de Granada y su Área Metropolitana; 15 robos con fuerza en las cosas en establecimientos comerciales de localidades del Cinturón granadino; siete robos de uso de vehículos; al menos un hurto de placas de matrícula; varias falsificaciones de placas de matrícula; un delito contra la salud pública; un delito de tenencia ilícita de armas y un delito de atentado contra agente de la Autoridad.

La fase de explotación de esta operación se desencadenó tras el atraco que sufrió el pasado día 18 de mayo una entidad bancaria por el procedimiento del alunizaje en Belicena y la detención poco después de tres de los integrantes de esta organización criminal, a la que se le conoce como la banda del Bollos. Esta banda estaba formada por conocidos delincuentes, todos ellos con numerosos antecedentes policiales, expertos en atracos y robos con fuerza en las cosas, y que han sido o están siendo investigados en Granada y de otras provincias andaluzas, especialmente en Sevilla, en donde pudieran estar implicados en al menos otros seis atracos más.

Tras las tres primeras detenciones el pasado día 18 de mayo, la Guardia Civil realizó dieciocho registros en viviendas y garajes de la capital granadina y de pueblos del Cinturón y detuvo a los seis integrantes que faltaban. Para poder llevar a cabo todos estos registros, se montó un amplio dispositivo en el que también participó la Unidad Especial de Intervención, venida expresamente de Madrid, por la peligrosidad de los detenidos.

Durante los registros, los agentes se incautaron de una escopeta de cañones recortados, una pistola de calibre 9 milímetros parabellum, un bastón-escopeta, que es un arma artesanal, munición, una catana, tres navajas y dos cuchillos de cocina; así como los cascos, bufandas tubulares, gorros y guantes con los que se ocultaban durante los atracos.

Los agentes también desmantelaron en una de las viviendas registradas en Granada un punto de venta de droga al menudeo y encontraron un kilogramo de hachís y una importante cantidad de dinero. Asimismo se recuperaron numerosos objetos robados: bicicletas, electrodomésticos, televisiones, herramientas, tabaco, perfumería, ciclomotores, productos de alimentación, etcétera, que relacionan a los detenidos con al menos quince robos con fuerza en las cosas.

Esta banda criminal estaba siendo investigada desde el pasado noviembre del 2011, tras la concurrencia de varios asaltos a establecimientos comerciales del Cinturón granadino en los que coincidía la participación de un mismo vehículo, un Volkswagen Golf de color blanco que había sido robado en Santa Fe por varios individuos encapuchados y que llevaba placas dobladas. Aunque este vehículo apareció finalmente calcinado tras uno de los robos perpetrados el pasado mes de diciembre, la Guardia Civil ya tenía algunas pistas sobre quiénes eran los presuntos responsables.

Esta banda de delincuentes se caracterizaba por su rapidez y eficacia. Los detenidos irrumpían en el establecimiento armados con pistola, escopeta y armas blancas, ocultando sus rostros tras pasamontañas, bufandas o cascos integrales, e incluso modulando la voz para que su acento parezca extranjero, intimidaban a las personas que hubiera dentro y huían rápidamente con el botín en un coche robado con matrículas dobladas, es decir, la de un coche de las mismas características que circula legalmente. Por último escondían el coche y el botín en casas o en cocheras que previamente habían alquilado a nombre de un toxicómano granadino que nada tiene que ver con la banda.

La Guardia Civil ha averiguado que los detenidos ha participado en seis atracos a entidades bancarias granadinas: dos en Granada, y otros cuatro en Padul, Chaparral-Albolote, Güevéjar y el ya mencionado de Belicena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios