La Guardia Civil detiene a un hombre por el atropello mortal de su ex mujer

  • Los agentes intentan averiguar si la accidentada, que falleció en el acto, se bajó en marcha del vehículo o si el que fuera su pareja la embistió, por lo que sería un nuevo caso de violencia machista en la provincia

La Guardia Civil detuvo ayer a F.P.S., de 67 años, como el presunto autor de la muerte de su ex mujer, C.P.S., de 55 años, que falleció atropellada en la A-44 a unos dos kilómetros del término municipal de Padul. Según informaron fuentes de la Guardia Civil, el suceso podría enmarcarse en un posible caso de violencia machista. La pareja, al parecer, se había divorciado hace unos meses aunque mantenían buenas relaciones ya que, de hecho, venían de vuelta de la capital de una visita médica ambos en el vehículo.

La muerte de la mujer se produjo sobre las 14:30 horas en la A-44. Según fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias de la Junta de Andalucía 112, varias personas que en ese momento circulaban por la vía llamaron alertando de que una mujer había caído a la calzada desde un vehículo en marcha. El 112 activó al Servicio de Emergencias Sanitarias 061 para que atendieran a la accidentada, pero cuando los facultativos sanitarios llegaron hasta el cuerpo, la mujer había fallecido ya. Así pues, se dio aviso a la Policía Judicial de la Guardia Civil para que se hiciera cargo de la investigación de lo sucedido. Mientras tanto y hasta que no se produjo el levantamiento del cadáver de la mujer por la autoridad judicial, el carril derecho de la vía permaneció cortado para el tráfico, según informaron las mismas fuentes.

Ya durante la tarde, las pesquisas de la Policía Judicial de la Guardia Civil llevaron a los agentes a detener al ex marido de la fallecida, ya que los primeros indicios hicieron pensar a los investigadores que la mujer o bien había sido atropellada intencionadamente o bien se había tirado voluntariamente del vehículo en marcha en plena autovía.

Sin embargo, la teoría más plausible para la Guardia Civil es que la mujer de 55 años fuera atropellada porque incluso había indicios de que el coche, un Chevrolet, había pasado en varias ocasiones sobre el cuerpo de la mujer. A pesar de ello, el ex marido mantiene que la fallecida había querido bajar del vehículo en el que viajaban y que fue arrollada de forma fortuita por el conductor.

Aún así, un análisis pormenorizado del vehículo con el que presuntamente se cometió el atropello, además de las declaraciones de los testigos y del detenido, ayudarán a los investigadores a esclarecer lo sucedido ayer cerca del Suspiro del Moro.

El hombre permanecía ayer detenido como presunto autor de un delito de homicidio en la Comandancia de la Guardia Civil en la capital granadina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios