La Guardia Civil detiene a 5 ex militares kosovares por los butrones de Juncaril

  • El instituto armado reclutó a agentes especializados para cazar a la banda, a la que se le atribuye un total de veinte asaltos · Fueron sorprendidos abriendo un agujero en otra nave del mismo polígono

La Guardia Civil detuvo en la madrugada de ayer a cinco ex militares kosovares de entre 32 y 39 años, como presuntos autores de 20 robos por el método del butrón en los polígonos de Juncaril, en Albolote, y el Tecnológico de Ogíjares.

El dispositivo especial diseñado por el instituto armado, formado por agentes especialmente escogidos para la misión, dio finalmente su fruto en torno a las tres de la madrugada de ayer, cuando fueron sorprendidos actuando de nuevo en Juncaril, mientras practicaban un agujero en el tejado de otra nave para intentar acceder al interior.

El grupo de ex militares, tal y como informó ayer la Guardia Civil, estaba perfectamente jerarquizado, estructurado y dotado con medios técnicos para esquivar todos los sistemas de seguridad de las naves que asaltaban.

Los detenidos escogían primero cuidadosamente la nave en la que se proponían actuar. Estudiaban los accesos y la seguridad con la que contaba la empresa, inutilizaban la alarma y luego practicaban un butrón en el tejado. Una vez se encontraban en el interior de las dependencias de la compañía, destrozaban la caja fuerte. Cuando acababan, accedían a las naves contiguas realizando otros butrones en las paredes.

Para practicar estas detenciones, la Guardia Civil ha necesitado las más modernas tecnologías, además del grupo de especialistas reclutado tras el penúltimo golpe de la banda.

Concretamente, el arresto se llevó a cabo a las tres de la madrugada en una nave industrial ubicada en la calle Loja del polígono Juncaril, cuando los detenidos ya habían hecho un butrón en el tejado de la nave con un hacha y se estaban descolgando dentro.

Al verse sorprendidos, los ex militares intentaron huir, si bien dos de ellos fueron detenidos en los tejados de las naves contiguas mientras que los otros tres fueron sorprendidos cuando corrían por la vía del tren cercana.

La Guardia Civil investiga ahora su posible participación en los más de 20 robos que han sufrido otras tantas naves industriales en los polígonos del cinturón granadino, así como en otros robos similares en varias provincias españolas.

Con la Guardia Civil están colaborando los vigilantes de seguridad del polígono Juncaril y la Policía Local de Albolote en el rastreo de la zona para localizar pistas y efectos relacionados con el asalto a la nave industrial.

La pericia de los asaltantes sorprendió desde el primer momento a los investigadores. Sobre todo en el último de los asaltos, antes del que permitió su arresto. En el caso del robo a una empresa de producción y distribución de café, los ex militares consiguieron abrir el butrón y esquivar hasta cuatro sensores y cámaras de seguridad, antes de desmantelar el centro de seguridad para poder campar a sus anchas por las dependencias de la oficina.

En aquel momento, los agentes llegaron a encontrar hasta botellas de champán en el tejado. "Hasta han brindado por lo que han hecho", se lamentaban entonces las víctimas de aquellos robos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios