Guía rápida para salvaguardar el bolsillo

  • Organizar el presupuesto, comparar precios y controlar gastos no prioritarios, las claves

La cuesta de enero coincide con la tentación de las rebajas y del gasto superfluo. La cuesta de enero coincide con la tentación de las rebajas y del gasto superfluo.

La cuesta de enero coincide con la tentación de las rebajas y del gasto superfluo. / xxx

En enero se produce la confluencia de dos fenómenos que atacan de forma directa a la salud del bolsillo de los granadinos: la subida de precios de servicios básicos y tarifas por un lado; y la rebajas por otro. Podría pensarse que el hecho de que las tiendas se llenen de descuentos es bueno para la economía familiar, pero lo cierto es que el consumo de rebajas pocas veces está relacionado con la necesidad y demasiadas con el capricho, así que el resultado suelen ser cuentas corrientes raquíticas cuando llega el día 31.

Desde Facua tienen claro que tanto la cuesta de enero como las rebajas tienen que afrontarse desde la responsabilidad, así que lo primero es realizar un listado con los productos que realmente se necesitan y no dejarse llevar por modas, antojos o el irresistible atractivo de los precios con descuento. "El consumidor tiene que esta formado. Está bien aprovechar las rebajas, pero hay que tener claro si el producto responde a una necesidad a un capricho y no va a tener uso real", indica la presidenta de Facua Granada, María del Mar Solera.

Realizar un consumo responsable e informado es la vía más rápida para evitar sustos económicos

Idealo, uno de los comparadores de precios más importantes de Europa, ha elaborado una guía básica de supervivencia a la cuesta de enero, con cinco consejos para superar "este complicado tramo del año", que obliga a miles de familias a hacer "malabarismos" para conseguir llegar a final de mes.

3Lo primero, lo más urgente e importante, es organizar bien el presupuesto familiar. Es decir, realizar un estudio de los gastos para planificar los futuros desembolsos y tener claro cuáles son los conceptos prioritarios a los que destinar los ingresos. Idealo apunta que hay que tener en cuenta por un lado los gastos fijos que habrá que afrontar (hipoteca, luz, gas, agua, muchos de ellos suministros que 'engordan' los precios este año) y establecer la parte correspondiente del presupuesto familiar para cubrirlos. De este modo el consumidor podrá tener claro qué cantidad se puede destinar a gastos no imprescindibles o sobrevenidos.

3Comparar antes de realizar la compra es otro básico de la guía de supervivencia. Es "la mejor forma de maximizar el ahorro familiar", indican desde Idealo, que recuerdan que comparando precios por internet antes de efectuar una compra se puede ahorrar una media de un 33,5%.

3Atar cortos los gastos no prioritarios, por mucho que ese capricho X le llame a uno desde el escaparate, es básico para evitar que se descuadren los presupuestos. "Lo mejor es esperar un poco y huir de la compra por impulso, meditando bien si es el momento de realizar ese gasto".

3Muy en línea con el consejo anterior, Idealo recomienda huir de los productos gancho que aparecen durante la campaña de rebajas. "Hay que tener mucho cuidado con los supuestos chollos o los grandes descuentos para no llevarnos un susto después". Lo básico es conocer cuál era el precio del producto antes de las rebajas y comprobar que efectivamente el descuento que se anuncia es real.

3Ser un consumidor responsable puede tener muchas ventajas, que se notan en la factura de suministros como la luz y el agua. Utilizar bombillas de bajo consumo, no dejar todas las luces encendidas, poner la calefacción solo lo necesario o dar un paseo en ver de coger el coche en trayectos no muy largos. "Siguiendo estos consejos es posible superar la cuesta de enero sin problema, controlando el gasto, fomentando el ahorro y ayudando a cuidar el medio ambiente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios