El fantasma de la Gürtel en los correos de Isabel Nieto

  • La fiscal, a favor de excluir del sumario Nazarí los email que la exedil intercambió con otros investigados y en los que intervino su abogado

El escándalo que supuso hace unos años la grabación de algunas conversaciones de los investigados del caso Gürtel y las fatales consecuencias de aquello para el juez Baltasar Garzón (que fue inhabilitado) es ahora un fantasma que planea sobre el sumario Nazarí, asunto que investiga la presunta trama de corrupción municipal en Granada durante la época del anterior gobierno de Torres Hurtado.

En este caso no hay de grabaciones como las ordenadas por el exjuez de la Audiencia Nacional para llevar a cabo en la cárcel, cuando los cabecillas de la trama Gürtel Francisco Correo o Pablo Crespo se entrevistaron con sus abogados, al inicio de aquel proceso. Pero ahora hay una serie de correos electrónicos enviados en un tiempo en el que los investigados del caso Nazarí no vislumbraban siquiera la investigación judicial que se avecinaba. Sólo tenían una preocupación, que era una causa abierta por la construcción de una discoteca en una zona verde junto al Serrallo.

Hay correos "grupales" de los investigados para hablar del caso Serrallo con su letrado

Al parecer, según explica a la jueza el abogado de la entonces concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, su representada intercambió por aquella época un buen número de correos electrónicos con otros investigados de aquel caso (que también lo son del Nazarí) y que eran cargos de Urbanismo. La clave es que en esos email "grupales" habría figurado también el propio letrado, que por entonces era el representante de todos ellos. Y el contenido de la conversaciones podría estar relacionado con la forma de articular su defensa en esa causa judicial.

Poco tiempo después, la Fiscalía y el mismo Juzgado abrieron otras diligencias de investigación en las que estaban los mismos imputados, pero esta vez se les atribuye de forma más genérica la participación en una trama de corrupción en la que se daba trato de favor a determinados promotores. Esto es el caso Nazarí, por el que fueron detenidos el 13 de abril de 2016 el exalcalde José Torres Hurtado, Nieto, esos funcionarios ya investigados antes en el Serrallo, y varios promotores.

También se practicaron aquel día decenas de registros en despachos y domicilios. De análisis de lo intervenido han aflorado una serie de documentos que evidenciaban conversaciones entre Nieto y el promotor García Arrabal a través de correos privados y en un tono familiar.

A partir de ese momento, el Juzgado de Instrucción 2 de Granada ha tratado de incorporar el historial de mensajes de esa cuenta privada de correo electrónico de la exconcejal, y para eso ha tenido que enviar una comisión rogatoria a Estados Unidos porque se trata de una cuenta gmail allí alojada. El otoño pasado las autoridades norteamericanas al final de muchos tiras y aflojas enviaron una especie de guión sobre los mensajes de Nieto, en el que aparecían los datos básicos de cada conversación (fecha, hora, destinatario...) El procedimiento a seguir era que la Policía seleccionara los correos que podría considerar relevantes para la investigación y se pidiera esa selección a Estados Unidos.

Los agentes incluyeron en la lista todos los mensajes intercambiados entre Nieto y el resto de investigados en el caso, además de otras personas que a juicio de la Policía podrían tener algún vínculo.

El abogado de Nieto, Ernesto Osuna, reaccionó a esta selección de correos con un escrito al Juzgado en el que reclamaba que fueran excluidos del sumario muchos de ellos por diferentes criterios. Pedía que quedaran en la intimidad los correos electrónicos que la exedil intercambió con su esposo y su hijo. Pero también solicitó hacer lo mismo con los que se enviaron los investigados para hablar del caso Serrallo, con la intervención suya como letrado. Osuna fue muy claro y citó jurisprudencia de la sentencia que condenó al juez Baltasar Garzón por haber vulnerado el derecho de legítima defensa de los investigados de la Gürtel al grabar sus conversaciones. Recordaba a la juez que en aquel caso "se acabó decretando la nulidad de las interceptaciones telefónicas entre abogados y los investigados". Y además "se condenó posteriormente al magistrado que acordó las mismas", advirtió Osuna en su escrito, en el que también aseguraba que aquel asunto "resulta extrapolable a lo que aquí nos atañe".

La fiscal del caso, consultada respecto de esta cuestión, ha enviado hace unos días un informe a la jueza María Ángeles Jiménez, en el que recomienda que quede "excluido de la causa cualquier correo cuyo contenido afecte al derecho fundamental a la defensa por tratarse de conversaciones de la investigada o investigados con su letrado".

También se muestra la representante del Ministerio Público a favor de mantener fuera de la intervención el correo del hijo y del marido de Nieto, así como de familiares o personas ajenas a los hechos y delitos que son objeto de la causa. Incide en que es preciso eliminar "cualquier dato que pudiera afectar al derecho fundamental a la intimidad personal o familiar".

El abogado de Nieto ha pedido que esos correos sean entregados a la magistrada en una plica cerrada cuando lleguen de Estados Unidos y que nadie, ni siquiera la Policía, tenga acceso a ellos. El asunto quedará a criterio de la jueza Jiménez, que sin tener el destello de Garzón ni estar en la Audiencia Nacional, tendrá en sus manos una decisión importante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios