Contribución

Hacienda, reclamo turístico en Órgiva

  • La Delegación alpujarreña es la única que ha dado cita hasta el último día del periodo de declaraciones de la renta, lo que ha llevado a granadinos, motrileños y alicantinos hasta la sede local del municipio

Comentarios 0

La Delegación de Hacienda de Órgiva se ha convertido en reclamo turístico del municipio alpujarreño en los últimos días. La dejadez de los contribuyentes ha hecho de la localidad lugar de ‘peregrinación’ de numerosos vecinos de la capital que, borrador en mano, comprobaron hace unos días que Órgiva era, junto a Loja, las únicas localidades de la provincia en las que quedaban citas para hacer la declaración de la renta.

Y no sólo de la capital. Manuel Mesa, administrativo en la Delegación de la Agencia Tributaria de Órgiva, reconoce que los contribuyentes han llegado estos días de forma masiva procedentes de Motril, pero también de Alicante o Algeciras. “Ha habido gente que no tenía ningún documento acreditativo y que, viendo que no quedaban citas en otras localidades, han venido a Órgiva”, relata Manuel Mesa. Y es que, dejar la pasar la oportunidad de que la Agencia Tributaria realice al contribuyente la declaración, puede suponer un desembolso de más de cien euros en una gestoría, en función de la complejidad de la situación económica de cada uno.

El pueblo, que ha visto aumentar su número de visitantes considerablemente durante el periodo de renta, aprovecha para promocionar sus excelencias y fomentar el turismo en la Alpujarra. “Ya que vienen, la gente aprovecha y pasa el día en el pueblo, nosotros les animamos y les recomendamos el plato alpujarreño típico de la zona”, reconoce Manuel Mesa. Junto a él, otras dos personas (Jesús Vélez y Mari Carmen Rodríguez) se encargan este año de cumplimentar las declaraciones de la renta de los vecinos. Hay tres personas para dos puestos de trabajo, lo que permite a los encargados dar una atención más personalizada a los contribuyentes, hasta tal punto que hay gente que vuelve expresamente al pueblo para que Jesús, Mari Carmen o Manuel les hagan la declaración de la renta.

“En esta campaña hemos tenido que abrir varios días por la tarde. Si sigue la avalancha de personas la Agencia Tributaria tendrá que ir pensando el próximo año en abrir esta Delegación todas las tardes y mandar refuerzos”, asegura Manuel Mesa.

En Motril, las citas para hacer la declaración de la renta terminaron a finales de mayo, lo que ha hecho que más de dos mil personas acudan, por proximidad a Órgiva. El municipio alpujarreño ha tenido citas hasta dos días antes de que se terminara el plazo de petición.

“Los vecinos de la localidad tienen todos la declaración hecha, así que durante estos últimos días nos hemos dedicado a atender a quienes vienen de fuera”, explica Jesús Vélez, que reconoce que los trabajadores de la oficina todavía no han cumplido con el Fisco.

“Las últimas declaraciones suelen ser las de los trabajadores. Primero atendemos a todos los vecinos e incluso a veces les buscamos un hueco aunque se les haya pasado la cita hace dos días”, dice Jesús Vélez que asegura que hay casos de familias con herencias a repartir cuya declaración requiere al menos tres cuartos de hora de trabajo. Pese al esfuerzo que realizan en la Delegación Tributaria de Órgiva para atender a todo aquel que se acerca a la oficina, se quedarán muchos solicitantes fuera.

Para ellos sólo queda una opción: acudir a las gestorías de la provincia. Eso sí, deben saber que una declaración de las más básicas supondrá un desembolso mínimo de 30-40 euros. El último día para presentar la declaración de la renta será el próximo lunes. Ni siquiera Órgiva tiene para estas fechas cita. Terminada la campaña de la renta de 2008 Jesús, Manuel y María del Carmen dirán hasta el año que viene a los contribuyentes, muchos de los cuales volverán al municipio alpujarreño.

más noticias de GRANADA Ir a la sección Granada »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios