Una Hípica de primera categoría

  • Las puertas de la Real Sociedad Hípica de Granada se abrieron ayer oficialmente para todos los amantes de los caballos · Situadas en el Camino de Purchil ofrecen las mejores garantías para sus 1.000 asociados

La semilla de la hípica se sembró en Granada en 1870. Fue de la mano de un grupo de nobles de la provincia aficionados al deporte de los caballos cuando se comenzó a escribir la historia de esta afición que, incluso, tuvo las bendiciones del rey Alfonso XII para su nacimiento en la capital. Desde entonces ha llovido mucho, muchísimo. Quizás lo suficiente para que se solventen los no pocos problemas urbanísticos y burocráticos que ha tenido para dar lugar al renacer de unas instalaciones que ayer, definitivamente, abrieron oficialmente sus puertas.

Situadas en el Camino de Purchil, la Real Sociedad Hípica de Granada se presentó ayer a los granadinos con todo su esplendor. Una parcela de 100.000 metros cuadrados, 12.000 construidos, muestran la realidad de un deporte que tiene cerca de 1.000 asociados en la capital.

Para la apertura oficial de las dependencias el presidente de la Real Sociedad, Ginés Pérez, quiso contar con la presencia del alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado. No era momento para recordar cuánto ha costado poner en pie este proyecto ni los años que se han necesitado, sino todo lo contrario, Ginés Pérez tan sólo quiso agradecer al equipo de Gobierno las "facilidades que en todo momento han puesto durante todo este tiempo". El presidente recordó que han tenido diferentes problemas para abrir las instalaciones, el último con la Confederación Hidrográfica y que ha sido causante del retraso en la apertura, un periplo que ayer se olvidó después de visitar las instalaciones. No en vano, los amantes al deporte de los caballos cuentan con unas dependencias de las más modernas de Andalucía y de España, totalmente preparadas para acoger cualquier tipo de evento o competición en torno al caballo. Disponen de una pista central, un picadero cubierto, una zona de gimnasio totalmente equipado con la mejor tecnología, además de una piscina y un club social para todos los socios y granadinos que quieran visitar el recinto.

Por su parte, José Torres Hurtado, que ejerció junto a Pérez de maestro de ceremonias se congratuló de cerrar con esta apertura una de los compromisos electorales que lanzó a la ciudadanía en el año 2003. "Inaugurar este recinto es ofrecer otro proyecto de futuro a la ciudad y a todos los granadinos", dijo el primer edil.

En realidad, con esta inauguración se pone fin a un largo proceso de tramitación para que la hípica, antes ubicada en el barrio del Zaidín, pudiera salir del centro de la ciudad y buscar otros terrenos en la Vega. Fue a finales de los 90 cuando el municipio firmó un convenio con la Hípica y una constructora para permitir esta operación. La idea era que la sociedad caballista dejara los terrenos que ocupaba a la constructora y a la ciudad y en pago de ello, la empresa se comprometía a facilitar el terreno y a construir las nuevas instalaciones. Sin embargo, desde la firma de este convenio hasta su ejecución pasaron varios años y diferentes inconvenientes como la ubicación de las instalaciones en terreno protegido o la disensión entre la constructora y la Hípica por temas económicos.

Finalmente, en verano de 2007 las viejas instalaciones de la Hípica se cerraron y fue ayer cuando, prácticamente, volvieron a nacer. Un espectáculo ecuestre y el calor de la sociedad granadina les dieron la bienvenida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios