Homenajes y repique de campanas

  • La jornada ofreció alternativas a la Toma

  • Granada Abierta homenajea con un acto a Juan de Loxa y Carlos Cano

  • Decenas de personas fieles a la tradición suben a la Torre de la Vela

La ciudad ofreció ayer varias alternativas para quienes no deseaban celebrar la Toma de Granada. Una de las más curiosas que se realizan cada dos de enero es la subida a la Torre de la Vela para tocar la campana. Se trata de una de las tradiciones granadinas más arraigadas. Presuntamente asegura a las jóvenes casaderas que a lo largo del año quedarán comprometidas. Aunque, tal y como reconoció ayer el Patronato de la Alhambra y el Generalife, "tradiciones aparte, subir a la Torre es una oportunidad para contemplar unas espectaculares vistas de la ciudad de Granada". Cientos de personas se acercaron a la Alhambra de Granada para disfrutar de esta tradición que ayer, gracias a la climatología, ofreció una magnífica vista de Granada que inmortalizada por los asistentes con móviles y cámaras.

La Fundación Euroárabe también acogió una propuesta alternativa. Organizada por Granada Abierta, consistió en un tributo a Juan de Loxa y Carlos Cano. Durante el desarrollo de la jornada, la plataforma, que aglutina a asociaciones y colectivos ciudadanos, reivindicó que se sustituya este festivo local y se traslade al 26 de mayo para rendir tributo a Mariana Pineda y recordar su lucha por la libertad. La misma petición que Nación Andaluza solicitó en la Plaza del Carmen prácticamente a la misma hora, pues la Toma de Granada y los actos paralelos se celebraron casi de forma simultánea.

El catedrático de Antropología Social de la Universidad de Sevilla Isidoro Moreno analizó los motivos por los que la Plataforma defiende que esta fiesta debió desaparecer durante la Transición como lo hicieron otras como el festivo del 18 julio.

Por su parte, el portavoz de Granada Abierta, Francisco Vigueras, lamentó que la Plaza del Carmen vuelva a acoger hoy "muestras racistas y cánticos contra moros" y que la tradición siga actuando como reclamo a personas de extrema derecha.

Asimismo, recordó que lo que se escenificó ayer fue "una mentira" ya que Granada vivió entonces unas capitulaciones que no se cumplieron y que supusieron un genocidio y la represión cultural. En este sentido Vigueras volvió a instar al equipo de Gobierno socialista a introducir en los actos de la Toma la lectura de un manifiesto por la tolerancia. Algo que se hizo en el año 2000 y que no ha vuelto a repetirse. La plataforma mostró su desánimo pues con la llegada del gobierno socialista a la Alcaldía pensaban que la conmemoración sería sustituida o modificada y, sin embargo, según Vigueras, "el PSOE la ha impulsado con el apoyo del Partido Popular y de Ciudadanos".

El acto alternativo de la Plataforma Granada Abierta rindió homenaje a los fallecidos Juan de Loxa y Carlos Cano y ha recordado, con una lectura de poemas de Federico García Lorca y la intervención del cantaor Juan Pinilla, que el autor de Yerma se opuso a la celebración de esta efeméride.

Pinilla recalcó que el acto de ayer toma el testigo de Carlos Cano para oponerse a los "gritos racistas y xenófobos" y volvió a pedir que esta fiesta sin unanimidad se sustituya por homenajes a Mariana Pineda. "Los pueblos sin memoria se quedan sin historia y hay que recordar a personas como Cano y Juan de Loxa que impusieron una senda, personas comprometidas, y recordar su lucha y continuarla". También como alternativa destacó el desfile de Moros y Cristianos de los municipios de Benamaurel, Cúllar Baza y Zújar. Cientos de personas se acercaron hasta el Centro para disfrutar de este colorido desfile que, aunque estaba asociado a la Toma, se celebró minutos después. Las familias fueron protagonistas en este acto que llenó de música y baile el casco histórico para la felicidad de padres y niños.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios