El Hurtado de Mendoza constituye el primer consejo social de Andalucía

  • El nuevo órgano favorecerá la cooperación entre los cuatro centros de FP que hay en la región vinculados a la hostelería y turismo con los empresarios y sindicatos

El instituto Hurtado de Mendoza de Granada constituyó ayer el primer consejo social de centros integrados de Formación Profesional de Andalucía, un órgano cuya misión principal es favorecer la cooperación entre la comunidad educativa de una familia profesional, en este caso la Hostelería y el Turismo, y su entorno productivo, que básicamente lo componen empresarios y agentes sindicales.

El consejo social del Hurtado de Mendoza se constituyó con tres miembros de las consejerías competentes en materia de educación y de empleo, en este caso presididos por la delegada de Educación, Ana Gámez, y el director general de FP, Emilio Iguaz; cuatro representantes del centro, dos de las organizaciones empresariales y dos de los sindicatos (CC OO y UGT) más representativos en Andalucía.

Este paso supone un momento significativo en el proceso de cambio estructural del Hurtado de Mendoza que, por el Decreto 334/2009 pasó a convertirse en centro integrado de Formación Profesional. Entre las funciones del nuevo consejo social, le corresponde establecer las directrices para elaborar el proyecto funcional del centro y hacer un seguimiento de su ejecución, asegurando la calidad y rendimiento de los servicios.

El Hurtado de Mendoza, con 620 alumnos inscritos (y otros centenares esperando una plaza), es el único de la provincia de Granada, y uno de los cuatro que existen en toda Andalucía, que ha logrado convertirse en referente andaluz de la familia profesional de Hostelería y Turismo. Y prueba de ello son los numerosos premios y reconocimientos de los que ha sido merecedor este centro: Premio al Mérito en la Educación 2007, otorgado por la Consejería de Educación; Premio Andalucía de Turismo 2006, otorgado por la Consejería de Turismo; o el Premio a la Comunidad Educativa, otorgado por la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres por la Escuela Pública (Codapa) en 2010.

Con 45 años de andadura, que le han permitido ser la primera Escuela de Hostelería de Andalucía, ha sabido adaptarse a las diferentes etapas educativas teniendo siempre muy en cuenta las necesidades del sector productivo y demostrando una alta capacidad en la enseñanza y un firme compromiso con la educación.

Los miembros del consejo social del Hurtado de Mendoza aprovecharon la convocatoria para visitar las instalaciones del centro granadino, reformadas y adaptadas para que el alumnado reciba formación desde que se recepcionan los alimentos a manos de los proveedores hasta que se sirve al comensal.

"Los alumnos rotan por todas las aulas, tanto en la del almacenaje, tratamiento y conservación de los alimentos, como en su elaboración y servicio", explicó uno de los docentes.

Los centros integrados de FP representan un paso adelante en el proceso de modernización europeo. El Hurtado de Mendoza no sólo imparte FP inicial, sino además ciclos de Grado Medio y Superior y acredita los certificados de profesionalidad. Entre sus acciones formativas se incluye además la inserción y reinserción laboral de los trabajadores y la formación permanente dirigida a la población trabajadora.

En cada provincia hay un centro integrado de formación profesional, cuya misión es la de redefinir constantemente los objetivos de los centros de FP de la misma familia profesional e intensificar sus relaciones en función de las demandas y las necesidades sociales. Además, tienen el cometido de incorporar servicios integrados de información y orientación laboral a su alumnado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios